Los Tigres quieren mostrar un sorbo de su futuro

NOAH TRISTER
·3  min de lectura

DETROIT (AP) — Es muy tentador ponerse a pensar en el futuro cercano e imaginarse a Casey Mize, Tarik Skubal y Matt Manning en el montículo de los Tigres de Detroit, así como a Spencer Tarkelson y Riley Green en los jardines.

Los cinco forman parte del plan maestro con el que esta franquicia pretende volver a ser protagonista. Ahora es cuestión de hacerlo realidad.

Los Tigres han sido uno de los peores equipos de las mayores los últimos cuatro años, pero ha llegado al momento de darle alas a varios de sus cotizados prospectos

Esta temporada de 2021 podría ser significativa para su desarrollo.

Detroit ha sido cauteloso en los recientes inviernos, pasando de largo a la estrategia de cerrar acuerdos a largo plazo.

Pero los Tigres incorporaron a un par de veteranos este año, como fue el caso de Robbie Grossman y Wilson Ramos. El gerente general Al Ávila sostiene que quiere que sus promesas se ganen el puesto rindiendo en las mayores.

“Nuestro objetivo es que más de los muchachos se establezcan en el nivel más alto y que sean rodeados con gente que nos permitirán dar un paso al frente”, dijo Ávila. “Para el invierno de 2021, rumbo a 2022, sería el momento para reforzar más a la organización”.

Al término de esta temporada, los Tigres podrán calibrar mejor sus plazos para volver a ser un equipo con aspiraciones de postemporada.

Detroit cuenta con cinco de los mejores 25 prospectos de las mayores, según MLB Pipeline.

Entre ellos están Mize y Skubal, quienes lanzaron el mayores el año pasado con resultados mixtos.

Torkelson fue la primera selección del draft de 2020, y Greene y Manning fueron tomados en las primeras rondas de 2016 y 2019.

La próxima etapa de la reconstrucción prosigue con AJ Hinch como manager tras el retiro de Ron Gardenhire. Hinch asume tras perder su trabajo como piloto de Houston y cumplir una suspensión la pasada temporada como consecuencia del escándalo de robo de señales de los Astros.

HITOS

Miguel Cabrera cumplirá 38 años en abril, y su producción se ha desplomado en el último lustro. Pero el venezolano tiene al alcance un par de hitos singulares esta temporada. Le faltan 13 jonrones para llegar a los 500 y 134 hits para alcanzar los 3.000.

Los logros de Cabrera pueden brindar valiosas lecciones a la nueva camada de Detroit.

“Toma mucho tiempo poner esos números”, afirmó Hinch. “En cuanto a la consistencia que ha Miguel ha tenido … las rutinas que desarrolló, y poner esos números monstruosos. Hacerlo por dos décadas es una buena motivación y supera lo que yo pueda decirle o ilustrarle a un joven equipo”.

LO NUEVO

Ramos aportará experiencia como receptor, al igual que el ambidiestro Grossman en los jardines.

Detroit también adquirió al jardinero Nomar Mazara y al infielder Renato Núñez, además de los lanzadores José Ureña, Julio Teherán, Derek Holland y Wily Peralta.

NOVATOS

Aparte de esos cinco prospectos en el Top 25, Detroit cuenta con otras jóvenes talentos con mucho que demostrar este año. Hay que seguir de cercar al jardinero Daz Cameron, adquirido en el canje que envió a Justin Verlander a Houston en 2017. Detroit no ha sacado muchos dividendos de ese pacto hasta ahora, pero Cameron debutó en las mayores el año pasado y disputó 17 juegos.

ROTACIÓN

Los Tigres recurrieron a una rotación de seis hombres el año pasado, y a Hinch le sobran los candidatos para escoger. Con el progreso de Mize, Skubal y Manning captando la atención, 2021 será igual de importante para el zurdo Matthew Boyd. Fue el abridor del día inaugural la pasada campaña, pero estuvo lejos de un as, con marca de 3-7 y 6.71 de efectividad.