El tifón Goni avanza hacia Vietnam tras dejar 16 muertos en Filipinas

Ho Chi Minh (Vietnam), 2 nov (EFE).- El tifón Goni, el más fuerte del año, se dirige a Vietnam tras su paso por Filipinas, donde sus vientos y lluvias torrenciales han causado al menos 16 muertos y numerosos destrozos en viviendas e infraestructuras.

Según indicó este lunes el centro de Previsión Meteorológica de Vietnam, Goni avanza en el Mar de China Meridional hacia el centro del país, ya debilitado tras su paso por Filipinas, con vientos de hasta 75 kilómetros por hora, aunque es posible que vuelva a ganar fuerza antes de su llegada a la costa vietnamita, prevista para el jueves.

Descrito por los meteorólogos como el tifón más fuerte del año, con ráfagas de viento de hasta 280 kilómetros por hora, el temporal perdió fuerza al llegar el domingo a la isla de Catanduanes, en el noreste de Filipinas, donde golpeó con vientos de 125 kilómetros por hora y ráfagas de hasta 170.

Goni, que venía del Océano Pacífico con vientos "destructivos", tocó tierra dos veces más en las provincias de Albay y Quezón, ambas en la isla de Luzón, donde además de los 16 muertos hay tres desaparecidos por las inundaciones y corrimientos de tierra.

Richard Gordon, presidente de la Cruz Roja filipina se declaró "horrorizado" por la devastación causada por el temporal en estas regiones.

"Hasta el 90 por ciento de las casas han quedado destruidas o muy dañadas en algunas zonas. Este tifón ha machacado las vidas y los sustentos de la gente, y se suma al implacable peaje físico, emocional y económico de la Covid-19", se lamentó.

El Departamento de Defensa Nacional de Filipinas indicó que las víctimas perecieron en la región de Bicol, en el noreste, donde a las inundaciones y los fuertes vientos se sumó una riada de lodo volcánico procedente del Mayón, uno de los volcanes más activos del país.

Decenas de viviendas en la provincia de Albay quedaron sepultadas por esta mezcla de agua y sedimentos que se acumula en las laderas de los volcanes después de una erupción.

Al menos 457.000 personas han sido desplazadas en el archipiélago y casi un millón y medio se han visto afectadas por la tormenta, que ha dejado sin electricidad a amplias zonas la isla de Luzón, motor económico con dos tercios del PIB del país.

El corte afectó a algunas áreas de la capital, Manila, donde miles de ciudadanos habían sido evacuados, aunque la tormenta finalmente no la golpeó de lleno y cruzó por el sur de la urbe hacia el Mar de China Meridional, donde prosigue su camino hacia Vietnam.

MES TRÁGICO EN VIETNAM

Las autoridades del país indochino se preparan para la llegada de este nuevo temporal tras un trágico mes de octubre, especialmente en la región central, con más de 160 muertos y 68 desaparecidos como consecuencia de cuatro tormentas consecutivas.

La última fue el tifón Molave, que la semana pasada provocó al menos 33 muertos y 49 desaparecidos, según el Centro de Gestión de Desastres vietnamita.

Los equipos de rescate militares desplegados en las zonas más afectadas trabajan contrarreloj en busca de los desaparecidos, muchos de ellos sepultados por desprendimientos de tierra.

A las víctimas mortales se suman los enormes daños económicos en una región con algunas de las provincias más pobres del país, golpeadas ahora por la muerte de miles de cabezas de ganado y los daños en las infraestructuras.

Según el Centro de Gestión de Desastres, tan solo el tifón Molave ha ocasionado al país unas pérdidas de 430 millones de dólares (370 millones de euros), un perjuicio mayor que el de todos los desastres naturales del año pasado acumulados.

Las inundaciones han afectado a algunas de las ciudades más icónicas del país, como Hoian, patrimonio de la Unesco, Hue, antigua capital imperial y Danang, erigida en los últimos años como símbolo del Vietnam moderno.

Las tormentas y desprendimientos de tierra quitaron la vida a 132 personas en Vietnam en 2019, una cifra muy inferior a la que se prevé para este año, en que Vietnam ha sufrido ya nueve grandes tormentas (Goni será la décima).

Eric San Juan

(c) Agencia EFE