Tiendas de alimentos latinas, foco de contagio de coronavirus en Colorado

Agencia EFE
·3  min de lectura

Denver (CO), 4 jun (EFE News).- Grandes supermercados y tiendas de alimento más pequeñas, especialmente carnicerías latinas, se han convertido en el nuevo foco de contagio de coronavirus en Colorado, a pesar de medidas de distanciamiento social y protección en esos establecimientos, revela un reporte oficial difundido este jueves.

El informe, a cargo del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de Colorado (CDPHE), indica que seis supermercados King Soopers en el área metropolitana de Denver, tuvieron un número no revelado de contagios, lo que obligó al cierre temporal de esas tiendas.

El CDPHE define un "foco de contagio" como un lugar con dos o más contagios en un período de 14 días. El mismo organismo indicó que los supermercados mencionados fallecieron tres empleados por COVID-19: Karen Haws (10 de abril), Randy Narváez (17 de mayo) y James McKay (23 de mayo).

Dos establecimientos de Walmart, uno en la zona de Denver y el otro en el sur de Colorado, tienen "casos" activos de coronavirus, dice el informe.

La lista también incluye varios negocios hispanos, como la Carnicería Leonela (en Colorado Springs, con contagios desde el 28 de mayo) y la Carnicería Sonora (en Montrose, con contagios desde el 7 de mayo).

Además, las tiendas Mi Pueblo en Aurora y en Thornton (ambos suburbios de Denver) también registraron contagios entre su personal o clientes a partir del pasado 12 de mayo, según el CDPHE.

Según las autoridades, "las investigaciones sobre la difusión del virus en esos lugares ya han concluido, pero los casos siguen activos", pues aún no se han recuperado todos los contagiados, o no se ha contactado a todos los posibles infectados, o los negocios aún no han completado las tareas de limpieza y desinfección requeridas.

Dado que un importante número de los empleados en los supermercados forman parte del Sindicato de Trabajadores Alimenticios y Comerciales (UFCW), el Local 7 expresó por medio de un comunicado enviado a Efe que esos trabajadores son "héroes esenciales que arriesgan sus vidas por ayudar a alimentar a sus comunidades durante la pandemia".

"Estamos en solidaridad con todos los trabajadores esenciales y sus familias, que, a pesar del COVID-19, siguen yendo a sus trabajos todos los días. Todos nuestros miembros son héroes esenciales y lo serán para siempre", expresó Kim Cordova, presidente de UFCW Local 7, con 30.000 miembros en Colorado y Wyoming.

La dirigente sindical pidió que se les dé a esos trabajadores días pagos por enfermedad y cobertura por incapacidad física (beneficios que aún no tienen), que se les siga pagando el bono por ser trabajadores esenciales, que se implementen medidas de seguridad y protección de esos trabajadores, y que se adopten normas "para interrumpir las prácticas racistas".

"La simple verdad es que Estados Unidos se preocupa por la prosperidad, salud y bienestar de algunos de sus habitantes, pero no de todos", opinó Cordova.

Por su parte, el CDPHE indicó que está monitoreando unos 200 focos de contagio en Colorado, especialmente cárceles y plantas procesadoras de carne (con cientos de contagios activos) y hogares de ancianos (con 800 muertes confirmadas desde el inicio de la pandemia).

(c) Agencia EFE