Tienda de Hialeah Ñooo! ¡Qué barato! retira anuncio publicitario tras polémica racial

·4  min de lectura

El gran letrero en una de las intersecciones más concurridas de Hialeah siempre ha llamado la atención hacia Ñooo! ¡Qué barato!, una tienda que vende casi toda la mercancía que puede interesar a los cubanos de Miami y que muchas veces envían también a sus familiares en la isla.

Más allá de los uniformes, jeans y otras piezas cubanas que se ven colgadas en el exterior de la tienda, ahora los ojos se han enfocado en el negocio en la esquina de Okechobee y la avenida 12 del West de Hialeah porque hace unos días se veía en el exterior una de esas pantallas gigantes que trasmiten anuncios proyectando un comercial en que el humorista José Carlucho sale disfrazado de santera y con la cara pintada de negro.

El blackface, una forma de maquillaje teatral usualmente empleada por artistas blancos o de tez clara para interpretar un estereotipo caricaturesco de una persona de color, es considerado racista y ofensivo por muchos anglos y afroamericanos que lo condenaron con fuerza durante la lucha por los derechos civiles en los años 1960.

Hoy el blackface se sigue percibiendo como un lastre de la esclavitud y la segregación racial en Estados Unidos y por lo tanto es objeto de rechazo además por muchos latinos.

El anuncio de Ñooo! ¡Qué barato!, que incluye además de Carlucho al comediante cubano José Téllez, conocido como El Enano, se trasmitió en un inicio por un canal local y ahora ha resurgido en las redes sociales de la tienda, que lo publicaron en su perfil de Instagram y Facebook el 18 de marzo. Tras estallar la polémica, el anuncio fue retirado de las redes el 3 de mayo.

Antes de que el video fuese eliminado del Facebook de la tienda de ropa, había recibido 206 vistas y 2 comentarios negativos sobre el tono del mensaje. Una usuaria identificada como MC Hernández escribió: “el racismo es mucho caballero! da hasta pena que ustedes puedan pensar que esto está correcto”. En consonancia con ese misma idea, AJ Alvero escribió: “Ñooo, que racista”.

Serafín Blanco, dueño de Ñooo! ¡Qué barato! dijo a el Nuevo Herald el martes que había retirado el video de las pantallas gigantes cuando dos o tres personas se sintieron mal por el mensaje que ahí se estaba transmitiendo.

“También voy a bajar el anuncio que está en nuestro Facebook. Hacemos venta de ropa blanca para santería. Es un movimiento de todos los cubanos, no solamente de raza negra”, indicó.

El comerciante aseguró que el video no se hizo con mala intención y ofreció disculpas si el anuncio había lastimado los sentimientos de las personas.

En Twitter, la cuenta Because Miami, de sátira sobre lo que ocurre en la zona metropolitana, ha publicado el video generando más debate sobre el tema: “Ñooo que racista: almacén de Hialeah Ñooo! que barato! publica comercial de blackface que promueve la línea de ropa blanca dirigida a los practicantes de la santería”, escribe la publicación.

En esta red social, donde no tiene presencia digital la tienda de ropa, el video se ha visualizado 4,224 veces, con al menos 19 mensajes en rechazo del comercial. Grant Stern, autor y locutor de radio respondió a la publicación de Because Miami: “Noooooooo. Estoy atónito e incrédulo, y pensé que eso ya no era posible”.

Las quejas sobre la ofensa racista que implica el anuncio de Ñooo! ¡Qué barato! fueron recogidas primero en un artículo del Miami New Times.

Este también incluye comentarios de académicos, que además de racista, lo tildan de discriminatorio contra las religiones afrocubanas, ya que el anuncio está enfocado en vender ropa blanca para las personas que profesan la santería o Regla de Ocha. El polémico anuncio publicitario de 58 segundos de duración, mostraba a Carlucho dando instrucciones por teléfono a Téllez sobre la compra de unas piezas de ropa blanca “para hacerse el santo” que debía buscar en Ñooo! ¡Qué barato!

“Soy cubano, mis mejores amigos son negros. No soy racista. El anuncio lo crearon los artistas, el video no se hizo con mala intención. Para mí, negros, blancos, todos son iguales pero uno no sabe cómo puede lastimar los sentimientos de las personas, sea por raza, género, religión. Me disculpo si de alguna manera ofendí los sentimientos de alguien. No fue mi intención”, indicó Blanco.

Serafín Blanco, dueño de la tienda Ñooo que Barato de Hialeah donde muchas personas compran productos para enviar a Cuba.
Serafín Blanco, dueño de la tienda Ñooo que Barato de Hialeah donde muchas personas compran productos para enviar a Cuba.

Por su parte, José Carlucho, con una larga carrera también en la televisión de Miami, donde el 20 de mayo cumplirá tres años conduciendo El show de Carlucho por la plataforma online de Univista TV, dijo a el Nuevo Herald: “Soy un actor de formación académica y estudié la historia del teatro cubano, interpretar al Negrito del vernáculo no es una deshonra, sino un orgullo”.

“Comprendo que en este país la situación se ve de una manera distinta y que puede que hayan cosas que hieran a alguien, y si es así, pido disculpas”, agregó el actor y humorista cubano, indicando que para muchos cubanos de su generación y de otras posteriores la intención de representar al Negrito no se percibe de la misma manera que lo reciben los estadounidenses.

Los humoristas cubanos José Pérez Córdoba ‘Carlucho’ y Omar Franco ‘Ruperto’ en ‘El show de Carlucho’, de UniVista TV. Franco, que llegó en julio de Cuba, recibió un auto Hyundai del 2022 como regalo en el espacio donde trabaja desde septiembre.
Los humoristas cubanos José Pérez Córdoba ‘Carlucho’ y Omar Franco ‘Ruperto’ en ‘El show de Carlucho’, de UniVista TV. Franco, que llegó en julio de Cuba, recibió un auto Hyundai del 2022 como regalo en el espacio donde trabaja desde septiembre.

“Ya le pedí a Serafín [Blanco] que lo quitara y me dijo que no había problema, que ya lo había quitado”, dijo, reiterando que “la intención no es herir a nadie, sino vender ropa”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.