"No hay mucho tiempo", advierte Reino Unido a la UE mientras Barnier viaja a Londres

Por William James y Gabriela Baczynska
·2  min de lectura
El negociador de la Unión Europea, Michel Barnier, lleva una máscarilla al salir del centro de conferencias 1VS después de las negociaciones del Brexit en Londres, Gran Bretaña.
El negociador de la Unión Europea, Michel Barnier, lleva una máscarilla al salir del centro de conferencias 1VS después de las negociaciones del Brexit en Londres, Gran Bretaña.

Por William James y Gabriela Baczynska

LONDRES/BRUSELAS, 26 oct (Reuters) - Reino Unido dijo el lunes que ya no hay mucho tiempo para salvar las importantes lagunas que quedan en cuestiones clave en las conversaciones con la Unión Europea, mientras el negociador jefe de la UE, Michel Barnier, se dirige a Londres para continuar las negociaciones.

Reino Unido dejó la Unión Europea en enero, pero ambas partes están tratando de cerrar un acuerdo que regiría casi un billón de dólares en comercio anual antes de que el periodo de transición de pertenencia informal al bloque concluya el 31 de diciembre.

Tras un breve paréntesis después de que Londres se levantase de la mesa de negociaciones, ambas partes se reúnen ahora a diario para tratar de encontrar un espacio común.

No sólo están juego el flujo de comercio transfronterizo, sin también el daño difícil de cuantificar que tendría una salida caótica en ámbitos como el intercambio de información sobre seguridad y la cooperación en materia de investigación y desarrollo.

"Hay ... mucho trabajo por hacer si queremos salvar las importantes diferencias que quedan entre nuestras posiciones en las áreas más difíciles y queda muy poco tiempo", dijo el portavoz de Johnson.

Barnier y su equipo de la UE estarán en Londres hasta el miércoles, fecha tras la cual las conversaciones se trasladarán a Bruselas y continuarán durante el fin de semana, dijo un portavoz de la UE.

No está previsto que los diplomáticos de la UE sean informados sobre el progreso de la última tanda de conversaciones hasta más avanzada la semana.

Johnson dijo ante los periodistas que estaba muy contento de volver a hablar con la UE, pero no dio nuevas pistas sobre la probabilidad de un acuerdo: "Ya veremos adónde vamos".

Desde que se retomaron las conversaciones la semana pasada, los ministros británicos han dicho que se han hecho verdaderos progresos y que hay una gran posibilidad de llegar a un acuerdo. El domingo, el viceprimer ministro de Irlanda, Leo Varadkar, dijo que era probable un acuerdo para evitar los aranceles y las cuotas.

Después de algunos avances en las garantías de competencia, incluyendo las normas de ayuda estatal, el tema más difícil sigue siendo la pesca -Johnson ha insistido en retomar el control de las aguas británicas mientras que la UE quiere tener acceso.

Aunque Reino Unido insiste en que puede prosperar sin un acuerdo, las empresas británicas se enfrentan a un muro burocrático que amenaza con un caos en la frontera si quieren vender sus productos al mayor bloque comercial del mundo cuando la vida después del Brexit comience el próximo 1 de enero.

(Editado por Alison Williams, traducido por Jose Elías Rodríguez)