Tiembla un gigante: un escándalo político golpea a Facebook

LA NACION

NUEVA YORK.- Facebook, una de las mayores compañías tecnológicas del mundo, se enfrentaba ayer a una creciente presión de legisladores europeos y estadounidenses para que explique cómo una consultora que trabajó en la campaña del presidente Donald Trump obtuvo acceso a los datos de 50 millones de usuarios de la red social.

Las acciones de Facebook bajaban más de un 7% y le hacían perder cerca de 40.000 millones de dólares de su valor en el mercado, entre la preocupación de los inversores a que se impulse una nueva legislación que perjudique el rentable negocio de publicidad de la compañía.

El escrutinio presenta una nueva amenaza para la reputación de Facebook, que ya está siendo atacada por el uso que hizo Rusia de herramientas de la red social para influir en los votantes norteamericanos con "noticias falsas", antes y después de las elecciones de 2016, en las que ganó Trump.

The New York Times y el periódico The British Observer informaron el fin de semana que la firma de análisis político Cambridge Analytica había recolectado datos privados de más de 50 millones de usuarios de Facebook para apoyar la campaña de Trump.

La primera ministra británica, Theresa May, afirmó ayer a través de un vocero que "las acusaciones son claramente muy preocupantes", y dijo que "es esencial que la gente pueda confiar en que sus datos personales pueden ser protegidos y utilizados de manera apropiada".

La premier consideró "absolutamente correcto" que la Oficina del Comisionado de Información (ICO, por sus siglas inglés) haya abierto una investigación sobre la filtración.

En la misma línea, el jefe del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, dijo ayer que los legisladores investigarán si ha habido un uso indebido de datos y calificaron las acusaciones como "una violación inaceptable de los derechos de privacidad de los ciudadanos".

Remarcó además que "investigará a fondo, convocando a las plataformas digitales a brindar explicaciones", dado que "el supuesto abuso de los datos de los usuarios de Facebook es una violación inaceptable de la privacidad de los ciudadanos".

Facebook dijo ayer que contrató a la firma forense digital Stroz Friedberg para llevar a cabo una auditoría amplia a Cambridge Analytica, que aceptó otorgar acceso completo a sus servidores y sistemas. La consultora niega enérgicamente las afirmaciones, según una declaración en su sitio web. "Los datos de Facebook no fueron utilizados por Cambridge Analytica en el marco de los servicios suministrados a la campaña presidencial de Donald Trump", y "ninguna publicidad dirigida" fue realizada "para ese cliente", dijo la empresa ayer.

La red social había dicho el viernes que en 2015 supo que un profesor de Psicología de la Universidad de Cambridge le había mentido a la compañía y había violado sus políticas, al pasar datos a Cambridge Analytica desde una aplicación de pruebas de psicología que había creado. La empresa expresó que suspendió su trato con las firmas y los investigadores involucrados.

Facebook dijo que los datos habían sido mal utilizados pero no robados, porque los usuarios dieron su permiso.

Facebook ya se enfrentaba durante el fin de semana a nuevos llamados para una regulación del Congreso de los Estados Unidos y preguntas sobre el resguardo de los datos personales, después de los informes que salieron en la prensa. El senador republicano John Kennedy se unió ayer a su par demócrata Amy Klobuchar para pedir que el presidente ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, testifique ante el Congreso sobre el uso de datos.

Filial norteamericana de la empresa británica de marketing SCL, Cambridge Analytica trabajó para la campaña presidencial de Trump en 2016 y es conocida por haber suministrado soluciones de colecta de datos y de identificación de público objetivo durante la campaña del grupo pro-Brexit Leave.

Un impacto astronómico

50.000.000 Datos de usuarios

Usó ilegalmente la consultora Cambridge Analytica para la campaña de Donald Trump de 2016. Tanto la consultora como la red social niegan las acusaciones

40.000 Millones de dólares

Es el valor de mercado que perdió ayer Facebook tras una caída del 7% de sus acciones. Los inversores temen que nuevas regulaciones afecten la rentabilidad

Agencias AFP y Reuters