Ticketmaster pedirá el certificado de vacunación contra el Covid para permitir el acceso a conciertos

Tecnología y redes
·3  min de lectura

¿Cómo va a ser la nueva normalidad post-COVID? ¿Cómo vamos a viajar? ¿Cómo va a ser nuestro ocio? Ticketmaster, la empresa líder en venta de entradas de conciertos en todo el mundo, está dando pistas de cómo va a ser la vida en 2021. Según informa Billboard, Ticketmaster exigirá al público que estén vacunados contra el COVID para venderles una entrada.

La noticia de que la vacuna de la compañía farmacéutica Pfizer contra el COVID-19 muestra una tasa de eficacia del 90% en un ensayo clínico inicial ha dado a los profesionales de conciertos, un sector machacado por la pandemia, la esperanza de que el negocio pueda comenzar a generar dinero en 2021.

Ticketmaster va a exigir que presentes pruebas de que estás vacunado contra el COVID para venderte una entrada para un concierto. (Photo by Omar Marques/Getty Images)
Ticketmaster va a exigir que presentes pruebas de que estás vacunado contra el COVID para venderte una entrada para un concierto. (Photo by Omar Marques/Getty Images)

Como parte de esa preparación, Ticketmaster ha estado trabajando en un sistema de seguridad para el público después de una pandemia que utiliza teléfonos inteligentes para verificar el estado de vacunación de los fans o si dieron negativo para el coronavirus en un periodo de 24 a 72 horas antes de la fecha del concierto.

El plan, que está en fase de desarrollo dependerá de tres componentes separados: por un lado, la aplicación digital Ticketmaster, los servicios de compañías de información de salud de terceros como CLEAR Health Pass o Digital Health Pass de IBM y los laboratorios de pruebas y distribución de vacunas.

Así es como funcionaría, si se aprueba: después de comprar una entrada para un concierto, el asistente deberá demostrar que ya ha sido vacunado o dar negativo para el coronavirus aproximadamente de 24 a 72 horas antes del concierto. La duración de la cobertura que proporcionaría dicha prueba estaría regulada por las autoridades sanitarias del lugar en el que se celebre el concierto.

Los resultados de la prueba tendrían que ser compartidos a aplicaciones de terceros que se están especializando en la gestión de este tipo de informaciones para luego conceder permisos, como la que actualmente está desarrollando IBM.

Si las pruebas son negativas o el fan está vacunado, la compañía intermediaria verificaría el estado de COVID-19 del asistente a Ticketmaster mediante un certificado que llevaría en su móvil y que luego permitiría acceder al evento.

Si una persona diera positivo o no se realizara la prueba para verificar su estado, no se le otorgaría acceso al evento. Todavía hay muchos detalles por resolver, pero el objetivo del programa es que los asistentes se encarguen de las vacunas y las pruebas antes del concierto y además de tener la entrada, tengan el permiso sanitario para entrar al recinto.

Ticketmaster no almacenaría ni tendría acceso a los registros médicos del público y solo recibiría verificación de si un fan está autorizado para asistir a un evento en una fecha determinada. La función principal de las empresas intermediarias será la de recopilar datos de proveedores médicos y de pruebas, y entregar actualizaciones de estado a las empresas asociadas de forma segura y cifrada que cumpla con la legislación de los países en los que Ticketmaster opere.

Todo este sistema está en fase de pruebas y ni siquiera se sabe si las vacunas serán efectivas para controlar la pandemia en la que nos encontramos, así que los eventos que sucedan en los próximos meses podrían alterar los planes de Ticketmaster... y los nuestros, por supuesto.

Más historias que te pueden interesar:

Cómo ha eliminado China el coronavirus. ¿Estamos dispuestos a hacer lo mismo?

Las últimas noticias sobre el coronavirus

Un nuevo estudio sugiere que los anticuerpos del resfriado común podrían proteger contra la covid-19