Ticketmaster cancela la venta al público de entradas para la gira de Taylor Swift

Luego de varios días con fallas y largas esperas que frustraron a los fanáticos de Taylor Swift que intentaban comprar tiquetes por internet durante la preventa, el sitio Ticketmaster anunció el jueves la cancelación de la venta al público programada para mañana.

"Debido a la demanda extraordinariamente alta en el sistema de venta de entradas y la falta de inventario de boletos para cumplir dicha demanda, la venta pública de mañana para la gira Taylor Swift | The Eras Tour ha sido cancelada", dijo la empresa en un tuit.

No se esclareció de inmediato si la venta sería reprogramada o cuántos boletos quedaron sin vender. Ticketmaster no ha respondido a las solicitudes de declaraciones de la AFP.

"No tengo idea en absoluto de qué hacer ahora", dijo Cody Rhodes, de 23 años, seguidor de la artista. Un primo suyo tenía un código de preventa, pero después de esperar cinco horas, fue expulsado de la fila de espera.

"La declaración de Ticketmaster fue muy ambigua. Dicen que cancelaron, no que pospusieron, por lo que ahora imagino que si les quedan algunos boletos para la venta", añadió Rhodes, que duda de poder comprar boletos en reventa que pueden costar cientos de dólares, aunque dice que es posible intentarlo.

La compañía de venta de tiquetes escribió en una entrada de blog que el 15 de noviembre unas dos millones de entradas habían sido vendidas para la gira de Swift, programada para iniciar en marzo, la mayor cantidad de boletos jamás vendidos en un día para un solo artista.

Más de 3,5 millones de personas se habían registrado como "seguidores verificados" en el sitio de Ticketmaster, un sistema que buscaba eliminar los bots, y alrededor de 1,5 millones recibieron códigos de preventa para comprar entradas.

A pesar de esto, Ticketmaster citó "un asombroso número de ataques de bots", así como fanáticos sin códigos tratando de comprar entradas, lo que significó unas 3,5 millones de solicitudes al sitio, es decir unas cuatro veces el último pico de demanda, según la compañía.

La empresa, propiedad de Live Nation, gigante de la promoción de eventos, es un actor dominante de esa industria y por años ha recibido quejas de usuarios sobre tarifas ocultas, costos elevados, reventa y boletos limitados por la preventa.

mdo/des/cjc/atm