Los tiburones tigre amplían su área de distribución y podrían encontrarse cada vez más con los humanos

·3  min de lectura
Los tiburones tigre pueden crecer incluso más que los grandes blancos  (Getty Images/iStockphoto)
Los tiburones tigre pueden crecer incluso más que los grandes blancos (Getty Images/iStockphoto)

El calentamiento de los océanos debido a la crisis climática está teniendo un impacto significativo en los patrones migratorios de los tiburones tigre, ya que permite a este depredador ápice ampliar su área de distribución, pero también los expone a nuevos riesgos, según advierte un nuevo estudio.

Una investigación realizada por científicos de la Universidad de Miami descubrió que tanto la ubicación como el calendario de las migraciones del tiburón tigre han cambiado a medida que los mares del mundo se han ido calentando, lo que los ha desplazado cada vez más fuera de las zonas protegidas, donde son más vulnerables a la pesca comercial.

El tiburón tigre es el mayor de los tiburones depredadores, con adultos que a veces superan los 7,5 metros (24,6 pies) de longitud, pero la pesca industrial y la caza por parte de los humanos han hecho que su número se desplome, y la especie está ahora catalogada como casi amenazada.

Aunque las aguas de la costa noreste de EE.UU. han sido históricamente demasiado frías para los tiburones tigre, las temperaturas se han calentado significativamente en los últimos años, haciéndolas cada vez más adecuadas para la especie, dijeron los investigadores.

“Las migraciones anuales del tiburón tigre se han ampliado hacia los polos, en paralelo al aumento de las temperaturas del agua”, señaló Neil Hammerschlag, director del Programa de Investigación y Conservación de Tiburones de la Universidad de Miami y autor principal del estudio.

“Estos resultados tienen consecuencias para la conservación del tiburón tigre, ya que los cambios en sus movimientos fuera de las áreas marinas protegidas pueden dejarlos más vulnerables a la pesca comercial”.

La investigación se produce cuando los últimos datos revelan que los océanos del mundo están más calientes que nunca, con temperaturas que baten récords por sexto año consecutivo.

El Dr. Hammerschlag y el equipo de investigación descubrieron los cambios en el comportamiento de los tiburones analizando nueve años de datos de rastreo de tiburones tigre marcados por satélite y combinándolos con casi cuarenta años de información convencional de marcas y recapturas suministrada por el Programa Cooperativo de Marcado de Tiburones de la NOAA (Administración Nacional Oceánica y Atmosférica).

También utilizaron datos de la temperatura de la superficie del mar obtenidos por satélite para llegar a la conclusión de que las expansiones migratorias estaban impulsadas por la crisis climática.

Los investigadores afirmaron que, durante la última década, en la que las temperaturas oceánicas fueron las más cálidas de las que se tiene constancia, por cada aumento de un grado centígrado en la temperatura del agua por encima del promedio, las migraciones del tiburón tigre se extendieron hacia el polo en unas 250 millas (más de 400 kilómetros) y los tiburones también migraron unos 14 días antes a las aguas de la costa noreste de EE.UU.

Advirtieron que sus hallazgos podrían tener implicaciones significativas para algunos ecosistemas oceánicos y significar que los tiburones entren en mayor contacto con los humanos.

El Dr. Hammerschlag comentó: “Dado su papel de depredadores ápice, estos cambios en los movimientos del tiburón tigre pueden alterar las interacciones entre depredadores y presas, lo que provocaría desequilibrios ecológicos y encuentros más frecuentes con los humanos”.

La investigación fue publicada en la revista Global Change Biology.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.