Tiburones devoran restos de ballena en Hawai

·2  min de lectura

HONOLULU, Hawai, EE.UU. (AP) — Las autoridades de la isla de Oahu advirtieron al público que no se meta el mar luego del avistamiento de un grupo de tiburones que devoraban los restos de una ballena en una playa.

Varios tiburones tigre fueron vistos comiendo los restos del cetáceo cerca de la orilla en Waimanalo, reportó el martes Hawaii News Now. El cadáver de la ballena encalló en la arena más tarde en el día, pero la advertencia seguía en vigor el miércoles.

El teniente David Loui, de la División de Seguridad Oceánica, tomó una moto acuática para acercarse a los restos de la ballena mientras los tiburones los mordisqueaban.

“Uno de los tiburones, probablemente de unos 12 pies (4 metros) estaba acercándose al jet ski y casi lanzando arremetidas, básicamente tratando de asustarnos”, dijo Loui.

La gente acudió a la playa para ver el raro espectáculo.

“Hemos estado aquí, mirándolo, viendo cómo es, mirando las mordidas de tiburones tigre”, dijo Sammy Falgiani, de Honolulu.

Apenas una veintena de ballenas y delfines muertos son arrastrados a la orilla en costas estadounidenses en el Pacífico cada año, de acuerdo con Nicholas Hofmann, coordinador de entrenamientos del laboratorio Health and Stranding LAB de la Universidad de Hawai.

El equipo de Hofmann ayudó a recuperar la barba de la ballena, que el cetáceo utiliza para colectar kril, plancton y peces pequeños.

“Estamos aquí para entender mejor por qué murió este animal”, dijo Hofmann, “y después tomar muestras para estudios futuros”.

Los nativos hawaianos tienen protocolos culturales para cuando llegan ballenas muertas a la playa.

“La seguridad del público siempre es crucial, pero para mañana, tendremos que ocuparnos de este regalo, este makana, ballena”, dijo Kalani Kalima, de Na Kuaaina o Waimanalo. “Y la llevaremos a tierra para sepultarla”.

Hasta que la ballena sea retirada completamente de la orilla, existe un riesgo elevado de actividad de tiburones en el área, dijeron las autoridades.