"The Crown" recrea al Príncipe Felipe como un hombre machista

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, abril 10 (EL UNIVERSAL).- "The Crown", la serie de Netflix que va en su cuarta temporada, y que narra la historia ficticia de la Familia Real Británica, ha sido criticada y hasta cierto punto la Monarquía ha buscado censurarla por el tratamiento íntimo de la realeza.

La producción la califica como una crónica de la vida de la reina Isabel II, desde los años 40 a los tiempos modernos. En la trama, a medida que pasan las décadas se revelan intrigas, romances, desacuerdos y rivalidades políticas.

En esta serie, creada por Peter Morgan —especialista en la Familia Real Británica—, con base en su experiencia laboral (él también escribió la película "La Reina" y la obra de teatro "The Audience"), se colocó al Príncipe en una paradoja: la situación excepcional de un hombre conservador y hasta machista que, en una sociedad claramente patriarcal, se casa con una mujer que por azares del destino termina con más poder que él. El inesperado ascenso al poder de Isabel II rompió con todos los planes de la pareja.