‘The Apprentice’ en Cannes: del inepto Donald a la bestia Trump

Se proyectó este lunes en la competencia del Festival de Cannes The Apprentice, una cinta con mucha resonancia actual sobre la juventud de Donald Trump y su relación con quien fuera su mentor en los negocios y la corrupción. El bando Trump anunció su intención de demandar al cineasta iraní Ali Abbasi.

Nueva York, en la década de los 70. La ciudad está a punto de cambiar para siempre con la llegada de un empresario inmobiliario llamado Donald Trump.

Pero nada de esto hubiera podido ocurrir si no hubiera conocido a su abogado y maestro, Roy Cohn, interpretado por Jeremy Strong.

El inescrupuloso Cohn, obsesionado por mantener su estatuto en el jet set neoyorkino, será el artífice del fenómeno Donald Trump, transmitiendo a su joven aprendiz tres reglas de vida: atacar, manipular la verdad y jamás admitir la derrota.

"Deconstruir la figura mitológica"

The Apprendice es un doble retrato brutal que el brillante cineasta iraní Ali Abbasi presentó en la competencia del Festival de Cannes, defendiendo una "película cuya ideología es humanista".

En ella vemos un Donald Trump inepto, doble, ambicioso y violador, en plena evolución mental y física.

"Lo escuchaba en mi celular 24 horas al día"

El director recreó con minuciosidad la estética retro de los 70 y 80, tanto en la técnica cinematografica como en la personificación del magnate que no acata ninguna ley ni ética, a través del actor Sebastian Stan, su calco excepcional.


Leer más sobre RFI Español