Thaci se declara no culpable de crímenes de guerra y lesa humanidad en Kosovo

Agencia EFE
·2  min de lectura

La Haya, 9 nov (EFE).- El dimisionario presidente kosovar Hashim Thaci se declaró este lunes no culpable de los diez cargos de crímenes de guerra y de lesa humanidad por los que ha sido acusado, en su primera comparecencia ante el Tribunal Especial para Kosovo (TEK).

"La acusación es completamente infundada y me declaro no culpable de todos los cargos", dijo Thaci, que se presentó ante un juez de instrucción del TEK en La Haya tras dimitir de su cargo como presidente el pasado jueves.

El exmandatario dijo que "no está de acuerdo" con el escrito de la Fiscalía y su abogado, David Hooper, definió las acusaciones como "un sinsentido" que "parecen una colección de incidentes ya juzgados en el Tribunal Penal Internacional para la Antigua Yugoslavia o en cortes de Kosovo".

"Mostraremos durante el proceso legal que todas estas alegaciones son falsas, vigorosamente falsas", añadió el letrado.

Thaci pasó la mayor parte de la comparecencia con rostro serio y, al comienzo de la vista, se quejó de que la traducción del inglés al albanés que estaba recibiendo "era equivocada".

El expresidente kosovar está acusado junto a otros tres exlíderes del UCK -Kadri Veseli, Rexhep Selimi y Jasup Krasniqi- de cuatro crímenes de guerra y seis de lesa humanidad, entre ellos tortura, detención arbitraria, desaparición forzada y el asesinato de unas 100 personas.

Según el pliego de acusación, los cuatro sospechosos formaron una "empresa criminal conjunta" cuyo objetivo era "ganar y ejercer control sobre todo Kosovo por medios que incluían la intimidación ilegal, el maltrato, la comisión de actos de violencia y la expulsión de los considerados opositores".

Thaci, junto a los otros acusados, habría "llevado a cabo un ataque generalizado o sistemático contra la población civil" y las víctimas fueron serbios, romaníes, ashkalíes y católicos, así como civiles que fueron vistos colaborando con las autoridades serbias o que no se unieron ni apoyaron al UCK.

Los asesinatos se habrían cometido durante torturas cometidas en centros de detención del UCK y cuando la guerrilla se retiró de lugares que tenía controlados debido al avance de las tropas serbias.

(c) Agencia EFE