Texas mantiene gastos fronterizos pese a déficit

Por PAUL J. WEBER

AUSTIN, Texas, EE.UU. (AP) — Un déficit presupuestal en Texas amenaza con obligar a recortarle fondos a las universidades y al programa Medicaid, pero a pesar de ello una costosa operación de seguridad fronteriza luce prácticamente intocable incluso después de que el presidente Donald Trump ha prometido construir un muro y de que ha disminuido el número de personas detenidas al ingresar ilegalmente a Estados Unidos.

El prolongado declive en los precios del petróleo ha dejado a los legisladores con unos 6.000 millones de dólares menos de los requeridos para mantener los gastos actuales en Texas, que atrae a cerca de un millón de residentes nuevos cada dos años. Pero la seguridad fronteriza es un área en la que los republicanos —que controlan el gobierno del estado— prácticamente se han rehusado a buscar algún ahorro.

Durante una crucial votación presupuestaria el jueves, los demócratas en la Cámara de Representantes intentaron infructuosamente retirar fondos destinados para los cientos de agentes estatales y patrullas de la Guardia Nacional desplegados en la frontera con México, y en su lugar invertir ese dinero en programas que, aseguran, cuentan con menos fondos de los necesarios. Incluso uno de ellos propuso añadir al plan presupuestal de 218.000 millones de dólares una prohibición al uso de fondos estatales para la construcción del muro fronterizo de Trump.

Aun así, las propuestas presentadas en la legislatura durante el maratónico debate a fin de reducir los 800 millones de dólares en gastos de protección fronteriza parecieron ser mayormente simbólicas.

Los cruces fronterizos ilegales se han desplomado en los últimos meses. En marzo, las autoridades detuvieron a 12.193 personas en la frontera sur, la cifra mensual más baja en al menos 17 años, y el segundo mes consecutivo en que los arrestos fronterizos tuvieron un marcado descenso. De todas formas, los funcionarios republicanos desde el gobernador Greg Abbott hacia abajo acogen los planes de Trump de erigir el muro, y el estado está destinando más fondos para los esfuerzos de seguridad fronteriza.

"A nivel federal, no se han liberado los fondos para la aplicación de nuevos recursos que son necesarios para hacer lo que el presidente Trump dice que debe hacerse, mismo con lo que estoy de acuerdo", dijo el representante republicano Matt Schaefer, un teniente de reserva de la Armada originario del este de Texas, y quien destaca como uno de los legisladores con mayor inclinación a la extrema derecha en la Cámara de Representantes estatal. "Esto va a tomar tiempo. No creo que podamos mantenernos sin hacer nada mientras el gobierno federal da la cara".

El estado tiene programada la aprobación de un nuevo presupuesto para el mes de junio, y prácticamente todas las partes del gobierno de Texas se verían afectadas: Las universidades públicas disputan la propuesta para reducirles 300 millones de dólares en gastos, y una de las mayores iniciativas de Abbott — impulsar el nivel preescolar — también sufriría recortes. Se presentó la propuesta para disminuir gastos por más de 2.000 millones de dólares al programa gubernamental Medicaid, enfocado en las personas de bajos recursos, y muchas de las agencias estatales se encuentran en una congelación de contrataciones.

El Senado evitó que la seguridad fronteriza sufriera de cualquier recorte, y el plan de la cámara baja también mantendría el financiamiento para semanas laborales de 50 horas a unas dos decenas de elementos del grupo policial Rangers de Texas y 250 agentes. En la única parte de este rubro en la que la Cámara de Representantes no decidió gastar más fue en la adquisición de artefactos de defensa más modernos y caros, tales como aumentar el número de aviones espía y embarcaciones artilladas para el patrullaje del río Bravo.

Las autoridades estatales han defendido el costo con datos entre los que se incluyen los decomisos de drogas y los arrestos, pero los detractores cuestionan esas cifras. El año pasado, una revisión por parte de The Associated Press encontró que los evasores de pago de manutención infantil y los arrestos por cargos menores relacionados con drogas se encontraron entre los miles de arrestos que se colocaron bajo la categoría de "amenazas delictivas de alto nivel" a lo largo de la frontera.

Algunos creen que el verdadero "efecto Trump" fue impulsar a que las personas temerosas de él ingresaran a Estados Unidos antes de que asumiera la presidencia. Los arrestos fronterizos en octubre, noviembre y diciembre aumentaron en cerca de un 30% en comparación con el mismo periodo de 2015, y este año empezaron a disminuir.

"Muchos miembros republicanos quieren ser capaces de decir que votaron para destinar más dinero a la frontera con el fin de frenar lo que se percibe como un problema de inmigración", dijo el representante Chris Turner, quien encabeza la bancada demócrata en la cámara baja. "Los datos no respaldan sus argumentos. Muchos de nosotros esperábamos que se destinara mucho menos dinero a la seguridad fronteriza. Pero esta decisión está siendo impulsada por la política".

___

El periodista de The Associated Press Will Weissert contribuyó con este despacho.

___

Paul J. Weber está en Twitter como: www.twitter.com/pauljweber