Texas debe liberar a detenidos al cruzar la frontera por errores en papeleo

·2  min de lectura

Miami, 4 nov (EFE).- Los cargos de allanamiento contra una treintena de migrantes que fueron detenidos en Texas como parte de la lucha del gobernador, Greg Abbott, contra la inmigración irregular fueron desestimados debido a errores por parte las autoridades locales.

El diario "The Texas Tribune" informó este jueves que los cargos de allanamiento en el condado de Kinney fueron retirados porque los documentos judiciales no indicaban qué propiedad supuestamente estaban invadiendo los migrantes en el momento de ser detenidos.

El pasado mes de junio Abbott anunció que el estado comenzaría a arrestar a indocumentados que cruzan la frontera de manera ilegal por cargos como, por ejemplo, allanamiento de unas tierras que solo quieren cruzar en su camino hacia el interior del país.

Desde entonces y hasta la fecha, centenares de migrantes han sido arrestados bajo estos cargos, principalmente dentro de rancherías.

La constatación de este error judicial se produjo la pasada semana en varias audiencias en la corte después de que muchos de los acusados tuvieran que aguardar más de dos meses encarcelados.

La abogada defensora de un buen número de estos inmigrantes, Amrutha Jindal, dijo que el que hayan estado detenidos todo este tiempo por "cargos que se consideraron defectuosos es realmente vergonzoso".

El periódico indicó que estaba previsto que una vez liberados los migrantes fueran entregados a las autoridades de inmigración para ser deportados, permanecer detenidos o ser puestos en libertad mientras avanza su pedido de asilo.

Estas detenciones en Texas forman parte de la iniciativa de seguridad fronteriza de Abbott, que lidera las críticas al presidente estadounidense, Joe Biden, por su política migratoria, a la que los republicanos culpan del aumento de las detenciones de inmigrantes en la frontera.

De acuerdo a la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), entre octubre de 2020 y septiembre de este año fueron detenidos más de 1,7 millones de inmigrantes que cruzaron la frontera desde México, una cifra no vista en las últimas décadas.

Para intentar evitar ese cruce ilegal, alrededor de un millar de agentes del Departamento de Seguridad Pública del Estado de Texas y soldados de la Guardia Nacional patrullan la frontera de Texas con México y arrestan a los migrantes.

Sin embargo, activistas y defensores de los derechos de los inmigrantes recuerdan que buena parte de esos extranjeros cruzan repetidamente la frontera poco después de ser expulsados en cumplimiento de la medida de emergencia médica conocida como Título 42, que permite echarles del país de manera inmediata.

Este hecho, alegan los activistas y abogados, hace que aumenten las cifras de detenciones y se dé la falsa sensación de que hay un aumento de la llegada de migrantes a la frontera.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.