Como "testigos de honor", firman AMLO y Murat acuerdo por el agua

·4  min de lectura

OAXACA, Oax., junio 10 (EL UNIVERSAL).- Autoridades municipales de San Pedro y San Pablo Ayutla y Tamazulápam del Espíritu, pueblos habitados por la nación ayuujk o mixe ubicados en la Sierra Norte de Oaxaca, anunciaron que ya cuentan con la sentencia del Tribunal Agrario que da legalidad al acuerdo que ambas comunidades decidieron para la delimitación territorial, construcción de mojoneras y distribución del agua.

Lo anterior lo dieron a conocer este viernes en la conferencia matutina que ofreció el presidente Andrés Manuel López Obrador desde Santa María Huatulco, donde se presentó el plan de atención para los damnificados del huracán Agatha, a 11 días del impacto del meteoro en las regiones Costa y Sierra Sur de Oaxaca.

Ante el Presidente, el gobernador Alejandro Murat aseguró que en Oaxaca "hay gobernabilidad", que se elige una manera de gobernar y esa es a través de la coordinación y trabajo en equipo entre el gobierno estatal, federal y los 570 municipios.

Añadió que por más de 50 años, los municipios de San Pedro y San Pablo Ayutla y Tamazulápam del Espíritu Santo tuvieron conflictos de carácter social y de gobierno; sin embargo, dijo, en los conflictos sociales el diálogo es la principal forma de resolver los problemas.

"A veces, se olvida que en la democracia, que es un gran sistema de gobierno, hay que saber ponernos de acuerdo, y para llegar a esos acuerdos, diálogo y cuando se agota el diálogo, más diálogo, así es como se construye la gobernabilidad", reiteró Murat. Durante años, ambas poblaciones ayuujk o mixe han vivido un conflicto permanente, mismo que se intensificó en junio de 2017, cuando un grupo armado de pobladores y autoridades de Tamazulápam se apoderaron de hectáreas de tierra de Ayutla y lo despojaron de su manantial, dejando sin agua potable a unas 5 mil personas de la cabecera municipal.

En dicha agresión fue asesinado un comunero y seis mujeres de Ayutla fueron secuestradas y víctimas de distintos abusos, delitos por los que se iniciaron carpetas de investigación en la Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO).

Durante estos años, Ayutla exigió la reconexión a su manantial, lo cual no sucedió ni porque lo ordenó un tribunal federal; en cambio, las autoridades municipales, en el caso de Ayutla, sin el respaldo de la asamblea comunitaria, llegaron a un acuerdo con el cual se delimitaban las colindancias, perjudicando a comuneros de Ayutla y cediendo la mitad de su manantial a Tamazulápam.

Este viernes, en un mensaje al pueblo de Oaxaca y México en la lengua ayuujk, el presidente municipal de San Pedro y San Pablo Ayutla, Jesús Galván Rojas, anunció que "cansado de muchos años de conflicto entre ambas comunidades y como resultado del diálogo permanente desde el año pasado, firmaron un acuerdo de paz el pasado 2 de septiembre de 2021, en el que decidieron determinar la línea de colindancia, y el 27 de noviembre construir las mojoneras y con ello, compartir el agua en partes iguales ambas poblaciones".

El edil informó que ya cuentan con sentencia del Tribunal Agrario, misma que otorgó una copia al Presidente, que da legalidad al acuerdo que ambas comunidades decidieron para la delimitación territorial, construcción de mojoneras y distribución de agua.

Lo anterior porque cuando se firmó originalmente el acuerdo, se invitó al Presidente a firmar como testigo, lo que AMLO rechazó dado las denuncias de despojo de los comuneros de Ayutla que resultaron afectados.

Al respecto, el edil de Ayutla informó que llevan "importantes avances", como la construcción de tanques e instalación de tuberías, y que se espera que en breve se concluyan los trabajos para que el agua se pueda distribuir simultáneamente a los dos pueblos y disfrutar "equitativamente de este beneficio".

También, solicitó al Presidente y a Murat firmar como testigos de honor el libro en donde se registraron los resultados de las asambleas, acuerdos y actas de los pueblos para llegar a este acuerdo.

"Ya nos separamos, pero en buenos términos, la convivencia, los trabajos y la armonía esa es la que debe reinar, a lo que nosotros le apostamos para nuestros nietos, para nuestros hijos", abundó Galván Rojas.

Por su parte, el presidente municipal de Tamazulápam del Espíritu Santo, Rafael Juárez Martínez, agradeció a los comuneros hombres, mujeres, niños y niñas que contribuyeron en la resolución de los problemas de ambos municipios, ya que sin ellos "no se hubiera podido lograr esta resolución para poner fin a décadas de conflicto".

"Esto es una muestra de que los problemas se pueden resolver, por más grandes que sean. Esto es un ejemplo para el pueblo mexicano. Agradezco al gobernador y al Presidente de la República por contribuir en la resolución de nuestros problemas. Hoy estamos en paz, iniciando una nueva relación social y política, historia que estamos forjando y escribiendo", expresó.

El anuncio de este acuerdo se da precisamente al cumplirse cinco años del despojo del manantial, el 5 de junio pasado.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.