Un testigo vincula a grupos bolsonaristas a escándalos de las vacunas anticovid en Brasil

·2  min de lectura

Brasilia, 15 jul (EFE).- Grupos de ultraderecha que respaldan al presidente brasileño, Jair Bolsonaro, participaron en unos turbios negocios para suministrarle vacunas anticovid al Gobierno, según reveló este jueves un testigo ante una comisión del Senado.

La información fue dada por Cristiano Carvalho, representante en el país de la empresa estadounidense Davati, en nombre de la cual le ofreció a Brasil un lote de 400 millones de dosis de la vacuna de AstraZeneca, pese a que la farmacéutica negó esa posibilidad, pues trata directamente con Gobiernos, sin valerse de intermediarios.

En esas tratativas, además, hubo pedidos de soborno presentados a quienes ofrecían vacunas por parte de funcionarios del Ministerio de Salud, según serios indicios reunidos por la comisión del Senado, que investiga la gestión del Gobierno frente a una pandemia que ya ha matado a más de 537.000 brasileños.

Los pedidos de coimas, que constituyen un delito de corrupción pasiva aunque la negociación no haya prosperado, fueron denunciados ante la misma comisión por el cabo de policía Luiz Dominguetti, que con militares y pastores evangelistas integraba el grupo que ofrecía esas vacunas.

Carvalho afirmó que se valieron de unas gestiones hechas por el Instituto Força Brasil, integrado por grupos de la ultraderecha bolsonarista y que, además, es investigado en la Corte Suprema por difundir informaciones falsas en las redes sociales.

El instituto es presidido por el coronel Helcio Bruno Almeida, compañero de promoción del coronel Elcio Franco, exviceministro de Salud y con quien hubo contactos para las negociaciones, según dijo Carvalho.

El representante de Davati narró que los representantes del grupo mantuvieron diversas reuniones con altos funcionarios del Ministerio de Salud, que a inicios de este año, cuando se discutió el asunto, tenía como titular al general Eduardo Pazuello, hombre de la mayor confianza de Bolsonaro.

Según Carvalho, las negociaciones se estancaron en mayo pasado y no tuvieron seguimiento, una vez que Pazuello fue destituido y con él se marchó el viceministro Franco, aunque no supo precisar por qué concluyeron las negociaciones.

La comisión fue instalada el pasado 27 de abril y debía concluir su investigación este mismo mes, aunque ese plazo ha sido prorrogado hasta mediados de noviembre próximo.

Hasta ahora, ha reunido indicios de que el Gobierno incurrió en "atrasos" y "omisiones" en la compra de vacunas, que se aconsejó con un grupo de médicos "negacionistas" y que distribuyó medicamentos de efecto dudoso contra la covid, aún sabiendo de su ineficacia.

Asimismo, ha destapado sospechas de corrupción en tratativas para la adquisición de una vacuna india, que han llevado a la Fiscalía a investigar la actuación del propio Bolsonaro en ese asunto.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.