Un testigo describe presiones para mejorar la imagen mediática de Netanyahu

Jerusalén, 5 abr (EFE).- El primer testigo en declarar en el juicio por corrupción del primer ministro israelí, Benajmín Netanyahu, que continúa hoy, describió presiones del entorno de este para mejorar la cobertura mediática sobre él y su familia, en detrimento de sus rivales.

La mayoría de los requerimientos eran "moderar o eliminar contenido" que perjudicara a Netanyahu y su familia, y publicar artículos "contra sus oponentes políticos, incluido Naftali Benet", dijo en el tribunal Ilan Yeshua, exdirector ejecutivo del portal de noticias Walla.

Netanyahu está acusado de fraude, cohecho y abuso de confianza en tres casos separados de corrupción conocidos como 1.000, 2.000 y 4.000.

Se le imputa la recepción de regalos a cambio de favores y supuestos tratos de favor para recibir una cobertura positiva de los medios sobre él y su familia.

Yeshua está conectado con el caso 4.000, el más grave de todos, en el que Netanyahu está acusado de haber hecho favores al gigante de telefonía israelí Bezeq a cambio de cobertura favorable en Walla, ambos controlados por el mismo empresario, Shaul Elovitch.

El exdirectivo de Walla aseguró hoy que las peticiones comenzaron en vistas a las elecciones de 2013, y que llegaban informaciones desde la Oficina del Primer Ministro a través de Elovitch.

Elovitch está también acusado, además de su mujer.

Según Yeshua las solicitudes sobre Netanyahu eran mucho más frecuentes en comparación con la de otros políticos.

Al inicio de la sesión, la fiscal, Liat Ben-Ari, acusó al primer ministro, presente en la sala del Tribunal de Distrito de Jerusalén, de utilizar su poder político para recibir favores y garantizar la continuación de su gobierno.

Hoy se retomó el juicio, que comenzó el pasado mes de mayo, por el que Netanyahu podría ser condenado a varios años de cárcel.

Al mismo tiempo, el presidente de Israel, Reuvén Rivlin, recibe hoy en su residencia a los partidos políticos que obtuvieron representación parlamentaria en las elecciones del pasado 23 de marzo, tras lo que designará la formación de Gobierno a un candidato este miércoles.

Previsiblemente Netanyahu es el que recibirá más apoyos para llevar a cabo el encargo de montar un Ejecutivo de coalición, aunque en principio no alcanza la mayoría parlamentaria para lograrlo.

Israel vive un periodo político sin precedentes, tras unas cuartas elecciones en menos de dos años que no han terminado con el bloqueo y con un jefe de Gobierno procesado.

(c) Agencia EFE