Un testigo denunció aprietes de Boudou

LA NACION

Guillermo Gabella, director de la empresa de juegos Boldt, declaró en el juicio contra Amado Boudou que José María Núñez Carmona lo presionó en nombre del ex vicepresidente para que dejara la imprenta Ciccone , que alquilaba.

Dijo que fue durante un encuentro con Núñez Carmona y Lautaro Mauro, ex asesor de Daniel Scioli, quien ayer declaró y casi queda preso por falso testimonio. Mauro negó el apriete y dijo que la reunión se debió a que Boldt buscaba ayuda para cobrar una factura del Correo por los trabajos que hacía para el censo 2010.

Al término de su declaración, los jueces Pablo Bertucci, Néstor Costabel y María Gabriela López Iñiguez debatieron en voz baja y pareció que discutían acerca de dejarlo preso por falso testimonio, pero desistieron. Lo que no quita que el fiscal Marcelo Colombo, que presionó en todo el interrogatorio por las contradicciones de Mauro, lo plantee al final del juicio.

Gabella y Mauro ya se enfrentaron antes por esta contradicción, Incluso Núñez Carmona lo querelló por falso testimonio, pero la Justicia sobreseyó a Gabella y le impuso las costas a Núñez Carmona. En ese juicio se probó que las facturas del censo no las pagaba Economía, donde Núñez Carmona tenía influencia, sino Planificación, y que fue el socio de Boudou quien llamó para la reunión y no al revés.

El encuentro al cual aludió Núñez Carmona tuvo lugar en el hotel Cesar Park. "Vengo en nombre de las máximas autoridades del gobierno", dijo Núñez Carmona, según Gabella. Le preguntó si de parte de Néstor y Cristina Kirchner, y él contestó que de Boudou. Luego le planteó que dejara la planta que Boldt alquilaba. Le dijo que habían comprado Ciccone y que querían recuperarla. "La queremos ahora", le enfatizó.

No fue víctima de la foto

Amado Boudou no puede ser querellante en la causa en que se investiga quién le sacó fotos descalzo cuando lo detuvieron. El juez federal Sebastián Ramos dijo que en todo caso la víctima no es Boudou, sino el Estado, porque se cometieron delitos vinculados con incumplimiento de deberes de funcionarios. El ex vicepresidente preso apelará.