¿Un test de Covid y un viagra? El inesperado giro por la pandemia de una clínica de disfunción eréctil en EE.UU. que se volvió viral

·6  min de lectura
Una de las campañas de promoción del autotest de antígenos de Roman
Una de las campañas de promoción del autotest de antígenos de Roman

NUEVA YORK.- Al igual que muchos otros neoyorquinos, una semana antes de Navidad, Dinah Chamberlain salió a comprar un test de coronavirus que pudiera hacerse ella misma en su propia casa. Dinah tenía planeado pasar las Fiestas con sus padres en Wisconsin, y quería poder testearse regularmente mientras estuviera con ellos.

“Escuché que una farmacia cerca de casa los tenía”, dice Dinah, de 39 años. “Los llamé, y me dijeron que solo les quedaban cinco. Salí corriendo, pero cuando llegué, la persona que estaba antes que yo en la fila se llevó el último test.”

Un poco más tarde, vio en Instagram un posteo de un sitio de noticias local de su barrio de Brooklyn que informaba que la empresa Roman, un prestador de salud conocido por brindar de servicios médicos a hombres, tenía tests disponibles y podía entregarlos en el lapso de dos días.

Test rápido de antígenos SARS-CoV-2, venta en farmacia
Jesica Rizzo


Test rápido de antígenos SARS-CoV-2, venta en farmacia (Jesica Rizzo/Buenos Aires, Argentina )

La empresa tiene su sede en la ciudad de Nueva York y fue fundada en octubre de 2017 como una clínica digital de salud masculina. Se trata de un lugar donde los hombres –sobre todo millennials, a los que apuntan las sugestivas campañas publicitarias de la empresa en el subterráneo– pueden recibir tratamiento para problemas como la pérdida del cabello, la disfunción eréctil o la eyaculación precoz. Y no se necesita asistir personalmente al consultorio médico, ya que todo puede hacerse en línea.

Dinah trabaja como diseñadora de ropa para hombres, pero apenas conocía el nombre de la empresa por las publicidades que había visto en el subte y la televisión, y jamás imaginó que algún día llegaría a ser una de sus clientes.

La empresa le despachó los tests a Wisconsin de inmediato.

“Es gracioso que en una situación de emergencia haya tenido que recurrir a una empresa de disfunción eréctil”, dice Dinah. “Pero se lo tienen bien ganado, porque nadie más tenía los tests.”

Un año después de la fundación de Roman la empresa matriz pasó a llamarse Ro y creó Zero, un programa médico virtual de ayuda para dejar de fumar. A los tres años, la empresa lanzó Rory, la versión femenina de Roman con servicios que incluyen el cuidado de la piel y tratamientos de salud sexual, y Ro Pharmacy, una farmacia digital que distribuye más de 1000 recetas de genéricos en todo Estados Unidos.

Ahora la empresa es propietaria de Modern Fertility, una clínica de salud reproductiva; de Kit, una compañía que realiza tests de diagnóstico caseros; y de Ro Mind, una clínica de salud mental orientada a la ansiedad y la depresión.

Su clientela abarca todas las edades y atiende una amplia variedad de necesidades médicas. “La gente tal vez nos conoce más por el sector de la salud en el que empezamos, pero actualmente la mayoría de los pacientes recurren a nosotros por otros motivos que van más allá de la disfunción eréctil”, dice Zachariah Reitano, uno de los cofundadores de Roman. Pero hubo que esperar hasta noviembre, cuando la empresa empezó a vender tests caseros de Covid, para que muchos clientes comenzaran a enterarse de que la empresa era algo más que una vía para recibir viagra genérico “en la comodidad de su casa”.

Personas que jamás hubieran pensado en visitar el sitio web de la empresa ahora pasaron a ser clientes entusiastas, que hacen posteos sobre Roman y Ro en las redes sociales y publicitan gratuitamente el nombre de la empresa.

Reitano dice que se trata de una recompensa poco frecuente para las empresas de salud. “Es algo que sucede pocas veces: la gente recibe una atención médica tan extraordinaria que lo publican en las redes sociales”, menciona.

Cuando Evan Hoffman, un ingeniero de software de 42 años que vive en Bellmore, Nueva York, encontró testeos rápidos de Covid en el sitio web de Ro, tuiteó la información de inmediato. “Vi que en Twitter muchas personas, incluidas las cuentas verificadas, se quejaban de que no podían encontrar testeos para realizarse en casa, así que les envié una publicidad y les dije que entraran al sitio web, porque tenían tests disponibles”, dice Hoffman, que conocía la reputación de la empresa. “Hasta ahora, para mí, Roman era la empresa del viagra”, dice Hoffman.

Y esas ideas se confirmaron después de comprar los tests de Covid, cuando empezó a recibir publicidades de todo tipo de productos para tratar la disfunción eréctil. “Tuve que hacer clic sobre cualquier otra cosa para que el algoritmo de Instagram dejara de enviarme esas publicidades”.

Roman Farmacy es una empresa especializada en la distriubución tratamientos para la disfunción eréctil, pérdida de cabello y ahora test rápidos para el Covid
New York Times


Roman Farmacy es una empresa especializada en la distriubución tratamientos para la disfunción eréctil, pérdida de cabello y ahora test rápidos para el Covid (New York Times/)

Sin embargo, Hoffman publicó posteos positivos sobre la empresa. Le parecía que era más importante difundir información sobre dónde encontrar tests de Covid que andar preocupándose por la posible vergüenza que podían acarrear los problemas asociados al nombre de la marca. “Era como si hubiera encontrado un diamante en bruto que todavía nadie había descubierto”, dice Hoffman, que no compró ningún otro producto en el sitio, pero que llegado el caso estaría dispuesto a hacerlo.

“Si necesito reponer algún medicamento y veo que tienen muy buen precio, creo que compraría en su farmacia”, dice Hoffman. “También estoy abierto a comprar otro tipo de tests, como el de estreptococos o similares.”

Hoffman dice que gracias a su experiencia empezó a tomar en serio a la empresa. “Es indudable que vender productos genuinos relacionados con el Covid-19 a un precio razonable y entregarlos sin demoras les dio legitimidad.”

Los testeos que vende Ro son de la marca On/Go, y el kit de dos tests cuesta 30 dólares, un poco más caro de lo que se suele conseguir en otros lugares. El test de autodiagnóstico de antígenos de Covid BinaxNOW, por ejemplo, cuesta 24 dólares el paquete de dos unidades en casi todas las farmacias. La empresa insiste en sus razones para mantener ese precio. “Cuando alguien compra un solo test no obtenemos ganancias, debido al costo del producto y al envío gratuito, que tarda dos días”, dice Reitano.

Los tests que vende Ro se convirtieron en un producto “tendencia” del que la gente habla sin prejuicios. Eric Goldie, de 31 años, agente inmobiliario de tiempo completo de la ciudad de Nueva York, aunque también influencer en las redes sociales, fue contratado para potenciar la campaña de promoción de Roman en medios digitales. Goldie dice que cuando escuchó hablar de los tests caseros de Covid, llamó a la agencia de redes sociales con la que trabaja Roman y pidió integrar el equipo de venta del producto.

Goldie dice que cuando los posteos de la empresa ya no traten sobre eyaculación precoz, sino sobre los tests caseros de Covid, la gente reaccionará de otra manera ante el nombre de la empresa.

“Supongo que cuando publique algo sobre testeos de Covid, los trolls de las redes no tendrán motivo para atacarme”, dice Goldie.

Por Alyson Krueger

Traducción de Jaime Arrambide

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.