Un Tesla Model S explotó en la ruta como si fuera "un lanzallamas"

LA NACION
·2  min de lectura

Con el correr de los años, algunas empresas automotrices han desarrollado adelantos tecnológicos pensados para hacer la vida mucho más simple y confortable. Pero cuando se producen fallas en estos automóviles, algunas veces las consecuencias suelen ser espantosas. Eso fue lo que le ocurrió a un hombre cuando su Tesla se incendió en plena autopista, en Texas.

El pasado 23 de noviembre, Usmaan Ahmad circulaba por una autopista de Frisco. De repente, escuchó golpes y luego comenzó a ver llamas salir del capó de su Model S de Tesla.

Afortunadamente, Usmaan Ahmad logró detener el vehículo al costado de la ruta y salió justo antes de que las llamas lo envolvieran. El fuego comenzó desde la parte delantera y derecha del vehículo y, en palabras del conductor, fue todo muy rápido: "Se disparó como un lanzallamas".

Lin Qi, magnate chino y productor de la nueva serie de los creadores de Game of Thrones, murió envenenado a sus 39 años

Los bomberos se encontraron con serias dificultades para lograr abrir el Tesla, ya que el Model S tiene manijas retráctiles que se accionan de manera electrónica cuando detectan el sensor del llavero.

Tesla Model S de 2015 se prende fuego en la autopista - Crédito: The Washington PostEl momento en el que el Tesla Model S 2015 se prende fuego al costado de la autopista texana. Crédito: The Washington Post

"Supongo que la batería del auto explotó y eso fue lo que causó el incendio. Me gustaría pedirle a Tesla que investigue esto. No quiero que nadie más experimente algo tan aterrador", expresó el damnificado en un mensaje dirigido a la firma.

La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Rutas de los Estados Unidos (NHTSA, por sus siglas en inglés) está analizando el caso y se puso en contacto con Tesla sobre el incidente. En 2019, la entidad había abierto una investigación sobre los supuestos defectos de la batería que podrían provocar incendios en los autos de la firma, luego de que se produjeran episodios similares.

Varios modelos de la firma Tesla se incendiaron en la estación de carga, en estacionamientos e incluso hasta dos veces en un día. Elon Musk, fundador y director general de la firma, remarcó en 2019 en que sus vehículos tienen 500 por ciento menor de probabilidades de incendiarse que los automóviles tradicionales.