El terrorífico relato de una joven a la que un tiburón le devoró una pierna

·2  min de lectura
Un tiburón la atacó y su historia inspiró a millones.
Un tiburón la atacó y su historia inspiró a millones.

Paige Winter, una joven de 19 años que sobrevivió al ataque de un tiburón en la costa de Carolina del Norte, Estados Unidos, se sinceró acerca de cómo fue el traumático episodio, que le costó su pierna izquierda.

“Sentía que me masticaba el hueso”: el dramático testimonio de un hombre atacado por un pitbull

Paige Winter tenía 17 años cuando perdió su pierna izquierda y dos dedos del pie derecho luego del ataque de un tiburón en Atlantic Beach, en 2019. En uno de los episodios de la serie Sharkfest, de National Geographic, la joven dijo que el tiburón atravesó su pierna “como una trituradora de papel”, pero resaltó que “no le guarda rencor”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Winter se puso frente a las cámaras y revivió el doloroso momento. “Habíamos ido a la playa con mi papá, mi hermana, mi mejor amiga y la novia de mi papá con su hijo pequeño. Todos decidimos meternos en el agua. Nos metimos bastante adentro pero era poco profundo, yo siempre me quedo hasta donde puedo tocar el suelo”, contó.

“Estábamos pretendiendo ser sirenas tirándonos hacia atrás.” Winter se dio vuelta y vio a su padre acercarse sigilosamente a ellos y todos se reían. “De pronto, salté en el agua de nuevo y sentí que alguien me agarraba el tobillo. Durante los primeros segundos pensé ‘ay qué gracioso, papá’. Él y yo siempre hacemos eso: nadamos bajo el agua para agarrarnos de las piernas. Primero pensé que era él pero estaba siendo demasiado doloroso”, aseguró en el programa de National Geographic.

Video: la tierna gata que nada con chaleco salvavidas y conquistó las redes

Miró a su alrededor y vio que todos estaban ahí con ella y se preguntó si había un extraño agarrándola. “Luego me arrastraron bajo el agua y ahí pensé: ‘Esto no está bien’. Me tomó un segundo darme cuenta: ‘Dios mío, es un tiburón’”, dijo Winter. Fue entonces cuando recordó que se sintió completamente arrastrada.

“Era como una película de terror”, contó. “Luego el tiburón comenzó a agitarse como cuando un perro juega con una cuerda y la sacude de un lado a otro. Me estaba haciendo eso en la pierna”, rememoró.

Winter dijo que trató de abrir la boca del tiburón “como si fuera una trampa para osos” y se soltó momentáneamente, pero luego este le mordió los dedos del pie derecho. “Por un segundo me resigné a que ese fuera el final, pero enseguida pensé que no, que necesitaba sobrevivir”, continuó. En ese momento, el padre de Paige comenzó a luchar con el tiburón golpeándolo hasta que finalmente la soltó.

La peculiar historia de la joven de 21 años que vive en la Torre de Londres

Ya fuera del agua, Winter recuerda haber visto lo que quedaba de su pierna y haber pensado “eso es asqueroso”. “Era como si me hubiera pasado por una triturado de papel”, graficó. A Paige le amputaron la pierna izquierda y dos dedos de la derecha. A pesar de que su vida cambió para siempre, no siente odio hacia el animal. “No estoy enojada con el tiburón. Él también pudo haber tenido un mal día”, bromeó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.