Terrenos, el Hospital Garrahan, la cárcel de Devoto y el juego: los recursos de la Ciudad que el Gobierno tiene en la mira

Maia Jastreblansky
·7  min de lectura
El enfrentamiento Nación-Ciudad, en su punto más álgido
Fuente: Archivo

El Gobierno no pone en duda la autonomía de la Capital Federal -como sugirieron algunos referentes que orbitan en el Frente de Todos- pero sí tiene en la mira una lista muy estudiada de recursos que administra Horacio Rodríguez Larreta y que aspira disputar una vez que se salde la discusión sobre la coparticipación.

Los terrenos e inmuebles que fueron transferidos al gobierno porteño durante la gestión de Mauricio Macri, los recursos por la mudanza de la cárcel de Devoto, los fondos por el traspaso de la competencia sobre delitos penales, el Hospital Garrahan y los juegos de azar integran la nómina de "beneficios excesivos", según los funcionarios nacionales, que la Nación pretende recuperar.

Es una agenda que el Gobierno podría administrar de aquí en más para intentar subir al ring a Rodríguez Larreta, aunque no avanzaría en todos los casos. La cuestión de los terrenos y del penal de Devoto son los más acuciantes.

Fuerte malestar con Solá por haber inventado detalles de una conversación entre Fernández y Biden

La Ciudad rechaza uno a uno estos cálculos que se elaboran en la Casa Rosada. Aseguran, por ejemplo, que durante la gestión de Cristina Kirchner no se transfirió un peso por el traspaso de la Justicia y que, por lo arbitrario, lo mismo podría ocurrir ahora con la policía. Argumentan que los fondos que luego envió Macri vinieron a reparar deudas que tenía la Nación con la Capital Federal o a financiar obras o servicios que en rigor le correspondían al Gobierno.

El interrogante que sobrevuela es hasta dónde pretende avanzar el oficialismo, ahora que ubicó a Rodríguez Larreta como blanco político y como el candidato presidencial de la oposición. "¿Qué quieren? ¿Sacarle la policía a la Ciudad?", advirtió el jefe de gobierno porteño ayer.

Es que, en medio de la disputa por los fondos de la coparticipación, hubo referentes del oficialismo que fueron lejos. El diputado bonaerense y exintendente de San Antonio de Areco, Francisco Durañona (titular del "Movimiento Arraigo"), calificó como un "grave error la autonomía plena de la Ciudad". Explicó que "el límite a esa autonomía es la impronta federal de la Ciudad por ser capital". La diputada oficialista Fernanda Vallejos, por su parte, dijo que la autonomía es "imperdonable, pero no irreversible".

En la Casa Rosada, sin embargo, advirtieron que "nadie seriamente pone en duda la autonomía de la Ciudad ni el traspaso de la policía". Otro portavoz cercano a Máximo Kirchner apuntó a LA NACION: "El eje de la discusión son los recursos, no la autonomía".

Terrenos

El tema que más irrita en los despachos nacionales es el de la cesión de los terrenos e inmuebles que hizo Macri a Rodríguez Larreta. Tal como publicó LA NACION, el foco está puesto en las cesiones que se realizaron en el último trimestre de 2019, es decir después del triunfo electoral de Alberto Fernández en las PASO. Según los últimos cálculos que hacen en la Casa Rosada, entre 2016 y 2019 hubo operatorias o acuerdos entre Nación y Ciudad por 135 inmuebles, que equivalen aproximadamente a 25.000 millones de pesos.

De eso, una buena parte se tramitó en el último trimestre del gobierno de Macri. Son unas 34 escrituras que comprenden los viaductos Mitre y San Martín, las playas ferroviarias y la cárcel de Caseros, entre otros. También en el Gobierno ponen la lupa sobre el Paseo del Bajo. "Es el máximo exponente de los beneficios que CABA recibió de Nación", dicen en la Casa Rosada.

Marziotta explicó por qué votó a favor del recorte a la Ciudad

"Vamos a recuperar gran parte de los terrenos cedidos entre noviembre y diciembre del año pasado", se confían en la Casa Rosada. El Ministerio del Interior le encargó un estudio técnico a la AABE -que está atrasado- para dar el sablazo con los papeles en la mano. Mientras, los terrenos están en un limbo: se firmaron escrituras pero no se hicieron las inscripciones correspondientes.

Fuentes porteñas explicaron a LA NACION que la obra del Paseo del Bajo se financió con un préstamo de US$400 millones con la Corporación Andina de Fomento (CAF) y con US$250 millones por la venta de terrenos. Tras el acuerdo del FMI, la gestión de Macri no pudo hacerse cargo del crédito y le transfirió el peso de la deuda remanente con el CAF (US$168 millones) a la Ciudad. "Fue para compensar esa deuda que le correspondía a Nación que el Gobierno transfirió terrenos a la Ciudad", explican en el gobierno porteño.

"Si no están de acuerdo les devolvemos los inmuebles contra el pago de las obras", dijo el vicejefe de gobierno, Diego Santilli a LA NACION semanas atrás.

Cárcel de Devoto y Justicia

Otro tema que tiene en carpeta el Gobierno es el de la cárcel de Devoto. El convenio que Macri firmó con Rodríguez Larreta en abril de 2018 estipuló que la Nación transfería a la Ciudad US$60 millones y que el gobierno porteño aportaría alrededor de US$40 millones y se haría cargo de la construcción de un nuevo penal en Marcos Paz, para desalojar el edificio emplazado en el corazón del barrio porteño.

El acuerdo estipulaba que, una vez culminada la mudanza (estaba proyectada para este año), la Ciudad haría la zonificación del terreno de Devoto para que Nación procediera a su venta y le devolviera los fondos al gobierno porteño. "No vamos a ceder con ese terreno", advierten en Balcarce 50.

Respecto a los fondos de la Justicia traspasada, en el Gobierno afirman que, "entre 2017 y 2019, el Ministerio de Justicia transfirió 6000 millones de pesos en concepto de transferencias corrientes y de capital" por la cárcel de Devoto y por la transferencia de la competencia sobre delitos penales.

En la Ciudad, en cambio, advierten que desde que en 2008 se hizo el traspaso de parte de las competencias penales y hasta 2015 Cristina Kirchner "no transfirió los fondos" previstos por ley. Y que Macri, cuando asumió, pagó los fondos año a año para, en 2019, transferir la deuda retroactiva que se acumuló durante el kirchnerismo. "Ni en 2019, ni este año Alberto Fernández giró los fondos por los gastos de la Justicia", señalaron cerca de Rodríguez Larreta.

Juego y Hospital Garrahan

Aunque Máximo Kirchner lo mencionó en el último discurso que dio en Diputados, el Gobierno no tiene por ahora previsto avanzar sobre los fondos del Hospital Garrahan. Sencillamente por lo sensible del tema. "No nos vamos a meter con niños enfermos en medio de la pandemia", argumentan.

Sin embargo, la Casa Rosada tiene los números por escrito y cuestiona que en enero de 2017 se firmó un convenio entre el Estado Nacional y la Ciudad que fijó que el financiamiento del hospital infantil nacional pasaría de un 50 a un 80%. "En estos años, el GCBA dejó de transferir 8000 millones de pesos", afirma la Casa Rosada.

"El Garrahan atiende a ciudadanos de todo el país, tiene más casos de atención de las provincias que de la ciudad", respondieron en el gobierno porteño.

Por último, entre las "cajas" que están en la mira del Gobierno también aparece el juego, que contempla la regulación del Hipódromo, el Casino flotante y 1200 agencias. En la Casa Rosada calcularon que la Lotería traspasada implicó unos $15.000 millones entre 2017 y 2020.

Diciembre: sin el IFE, cuáles serán las ayudas sociales dará el Gobierno

"Se hizo una transferencia sin pasar por el Congreso. Se disolvió una sociedad del Estado (Lotería Nacional) sin pasar por el Congreso. Hay un vacío legal porque no hay cómo regular el juego desde Nación", señalaron en la Casa Rosada, aunque advirtieron que por ahora no está en los planes avanzar con este punto.

"Se transfirieron las competencias del juego como tenían todas las provincias del país. Solo faltaba la Ciudad. Por ley, de lo que se recauda, el 70% está destinado a la construcción de viviendas sociales", replicaron en la Ciudad.