Tres terrazas y cafeterías de museos en el Centro Histórico

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 12 (EL UNIVERSAL).- No hay mejor plan de fin de semana que ir al museo y ahí mismo pasar a comer algo o tomar un café. Hacemos un recuento de museos capitalinos que cuentan con la opción de cafetería y terraza.

En primer lugar, se encuentra la terraza y cafetería del Museo Kaluz, un recinto cultural aún muy nuevo, pues se inauguró durante la pandemia del Covid-19.

El techo del museo (ubicado en Hidalgo 85, colonia Guerrero) brinda una hermosa vista sobre la Alameda Central y los edificios que decoran la Avenida Juárez y claro, el Palacio de Bellas Artes, así como la Iglesia de San Hipólito. Conscientes de tener esta prestigiosa vista, el museo ofrece una guía sobre los edificios se ven desde el mirador. El ingreso tiene un costo de $20.

El espacio cuenta con una cafetería que ofrece platillos como chilaquila, "avotoast" (pan tostado con aguacate), café y fruta fresca, con precios que van desde los $65, hasta los $190. En el recinto también se encuentra la Cantina Doña Julita para aquellos que buscan una comida más completa.

No muy lejos del Kaluz, también se puede visitar la cafetería del Museo Franz Mayer. Baguettes, pasteles y café son algunas de las opciones que ofrece el recinto, para que entre recorridos, hagas una pausa. La arquitectura de estilo "hospitalaria conventual" y la vista a la fuente y sus jardínes, hacen de este museo una gran opción para comer.

También en el Centro Histórico, pero en Avenida Madero, se encuentra el Museo Mexicano del Diseño (Mumedi). En este recinto, ubicado en un edificio del siglo XVIII, no sólo puedes apreciar lo último del diseño nacimiento, sino también tener una comida de nivel gourmet.

Pan de muerto de carbón activado, pasta de pesto de pepita, tostadas de atún y huevos pochados gourmet, forman parte del menú. También hay cervezas, vino y una línea de cócteles diseñados especialmente para el museo. El rango de precios va desde $75 hasta $600.