LLegó el momento de terminar con mercados de vida silvestre

Washington, 26 Mar (Notimex).- “La conservación es ahora un problema de salud: urge proteger la vida silvestre para protegernos a nosotros mismos”, afirmó hoy la organización ambiental estadounidense WildAid al referirse a la pandemia de COVID-19.

Dedicada a fomentar la reducción del consumo global en productos de origen silvestre y aumentar su conservación, la organización consideró que “ha llegado el momento de cerrar permanentemente los mercados de vida silvestre y prevenir futuros brotes de enfermedades zoonóticas”.

Tras explicar que tanto el ébola, como el SARS y el brote por coronavirus, se ha demostrado que las enfermedades infecciosas tienen la capacidad de transmitirse de animales a humanos, por lo que este es un momento de poner fin al comercio de animales.

“La comercialización del comercio de vida silvestre es una bomba de tiempo, y nos llevará a todos trabajando juntos para prevenir la próxima pandemia", Peter Knights, CEO de WildAid, dijo en el texto.

Sentenció que una restricción temporal, como la aplicada en el mercado de animales vivos en Wuhan, capital de la provincia china de Hubei, donde supuestamente se origino el virus, dijo que es insuficiente y espera que la pandemia establezca un precedente.

Aunque en un inicio la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo que habían pruebas bastante contundentes de que el brote se originó por “exposiciones en un mercado de mariscos de la ciudad de Wuhan”, en su página oficial dice que en “raras ocasiones las personas se infectan por coronavirus de animales”.

“Por ejemplo, el SRAS-CoV iba asociado a las civetas y el MERS-CoV se transmite a través de los dromedarios. Todavía no se ha confirmado el posible origen animal de la COVID-19”, precisa el organismo internacional.

-Fin de nota-

NTX/I/MGR/FJ