Termina paro de labores de policías estatales de Oaxaca

·2  min de lectura

OAXACA, Oax., marzo 28 (EL UNIVERSAL).- Después de una semana de que elementos de la policía estatal adscrita a la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca (SSPO) se declararon en paro laboral, ayer el Gobierno de Oaxaca y representantes de los elementos de seguridad informaron que se lograron alcanzar acuerdos, y concluyeron el paro que mantuvieron en exigencia de distintas mejoras laborales, en favor de sus derechos.

Esta semana, los elementos de la Policía Estatal salieron a las calles a manifestarse. Incluso, días antes se presentaron ante el Congreso local, donde pidieron apoyo para que se avanzara en las negociaciones; en respuesta, legisladores reiteraron su apoyo, y también los exhortaron a que no abandonaran su compromiso con la ciudadanía.

Finalmente, este sábado en el cuartel de la Policía Estatal, en San Bartolo Coyotepec, el gobernador Alejandro Murat Hinojosa informó que se dio respuesta al 100% de sus peticiones, y con ello los policías vuelven a sus labores. "Quiero reiterarles mi compromiso de que estaré siempre cerca de ustedes, hasta el último día de mi gobierno", declaró.

Como resultado de tres mesas de diálogo se acordó con los policías un aumento salarial que se les otorgará al concluir la negociación con el sindicato de burócratas, como sucede cada año. Asimismo, Murat anunció que como resultado de esta nueva etapa, a partir de abril se dará un bono de 80 mil pesos para el mejor policía del mes.

Con respecto al pago del bono de alimentos diarios que se otorga de manera independiente al salario, los elementos policiacos finalmente aceptaron la cantidad propuesta por el gobierno estatal, de 55 pesos, lo que significa un aumento de 55%; al respecto, destacaron que la media nacional de esta prestación es de 42 pesos.

En cuanto al seguro de vida, informaron que se contratará una nueva póliza para que se tenga un aumento en la indemnización, la cual asciende de 450 mil a 500 mil pesos por muerte accidental, y de 200 mil a 250 mil pesos por muerte natural. Asimismo, los gastos funerarios incrementan de 40 a 50 mil pesos.

Al finalizar la reunión, se pactó levantar el paro de labores que mantenían, y regresar de manera habitual a sus actividades de seguridad.