Bolivia se queda sin técnico a semanas de enfrentar a Perú y Uruguay

En foto del 10 de octubre del 2023, el técnico de la selección de Bolivia Gustavo Costas, en una sesión de entrenamiento con el equipo en el Estadio Hernando Siles en Las Paz. El martes 24 de octubre del 2023, Costas se despide como técnico de la selección. (AP Foto/Juan Karita)

LA PAZ, Bolivia (AP) — El entrenador argentino Gustavo Costas dejó la dirección de la selección de Bolivia, luego de los malos resultados que obtuvo el equipo en las cuatro fechas de la eliminatoria sudamericana para la Copa del Mundo.

El presidente de la Federación Boliviana de Fútbol, Fernando Costa, y el propio argentino confirmaron el martes a The Associated Press su salida.

Bolivia se queda sin entrenador a más de tres semanas para que se dispute una nueva doble fecha de las Eliminatorias, en las cuales el 16 de noviembre recibe a Perú y el 21 visita a Uruguay.

“Está confirmado: ya no es DT (Director Técnico) de Bolivia”, dijo Costa a la AP vía telefónica, sin dar mayores detalles sobre la desvinculación. Sólo añadió que en las próximas horas la Federación se darían más detalles.

La prensa, incluida la AP, reportó el martes temprano que el entrenador había confirmado en su cuenta de X, antes Twitter, su salida. Sin embargo, poco después, el argentino señaló que no tenía cuenta en esa red social.

Consultado por separado por la AP sobre si seguía o no a cargo de la dirección de Bolivia, Costa se limitó a responder un mensaje de texto con un “no”.

Hace unos días, el presidente de la Federación dijo que se evaluaba el trabajo del entrenador argentino de 60 años.

Los resultados no acompañaron al argentino. En 10 encuentros al mando de la Verde sólo ganó uno, empató otro y cayó en ocho ocasiones.

Bolivia no ha cosechado ninguna unidad en las cuatro fechas por la eliminatoria y está al fondo de las posiciones, tras caer 5-1 contra Brasil, 3-0 frente a Argentina, 2-1 ante Ecuador y ante 1-0 Paraguay.

El argentino llegó en agosto de 2022 a Bolivia con un contrato por cuatro años. Fue presentado con un gran recibimiento y con las esperanzas de lograr la anhelada clasificación de la Verde.

La prensa nacional reportó que aún falta un acuerdo económico y ventiló nombres de los posibles sucesores, entre ellos, el brasileño Carlos Zago, el boliviano Mauricio Soria.

Bolivia no ha avanzado a un Mundial desde 1994 y se ha sumido en varias crisis de las cuales aún no se ha podido liberar, de la dirigencia y de acusaciones de corrupción. Además de que no ha podido renovar a sus jugadores.

Según otros estrategas bolivianos, los malos resultados no solo se deben al entrenador sino también de una falta de preparación física de los jugadores incluso, en casa, en la altura de La Paz, que está a unos 3,600 metros sobre el nivel del mar.