Los hospitales de Pakistán, en primera línea por las inundaciones

·1  min de lectura

El último balance de víctimas por las inundaciones en Pakistán es de más de 1.130 muertos. Un tercio del territorio está bajo el agua después de que cayeran cantidades excepcionales de agua sobre el país, que ha estado experimentando lluvias monzónicas devastadoras desde mediados de junio. Algunos hospitales han registrado un aumento del 70% en el número de pacientes en las últimas semanas.

Con nuestra corresponsal especial en Sukkur, Sonia Ghezali.

El Dr. Nasrullah Soomro es el director del hospital civil de Sukkur, en el sur de Pakistán. Un hospital que está en primera línea de las inundaciones especialmente mortíferas en la provincia de Sindh.

El médico se acerca a una cama. El paciente, quien estaba trabajando cuando las fuertes lluvias provocaron el derrumbe del edificio, tiene un brazo vendado. Cuando el médico le pregunta que pasó con sus colegas, el hombre contesta que "uno de ellos está bien", pero que el que también fue traído al hospital "está muerto".

El espectro de las epidemias

El personal médico está atendiendo a los heridos, pero el Dr. Nasrullah está especialmente preocupado por otras consecuencias de las fuertes lluvias. En efecto, "están surgiendo muchas enfermedades", dice. "Tenemos casos de malaria y tememos que pueda estallar una epidemia de cólera. Además, los supervivientes viven en condiciones de hacinamiento en campamentos y refugios. Dadas estas condiciones, preocupa la existencia de la Covid-19. Tememos que el virus se extienda entre los supervivientes. Estamos haciendo todo lo posible para hacer frente a esta situación, coordinándonos con las autoridades locales para tratarla y responder de la mejor manera posible", detalla.


Leer más sobre RFI