Tercera tormenta se acerca al norte de California

Más destacado

SAN FRANCISCO, California, EE.UU. (AP) — Una nueva tormenta de gran fuerza que se desplaza hacia el norte de California traiga llegará con más lluvia torrencial, inundaciones y más problemas a un área ya empapada por dos tormentas previas, pronosticaron el sábado meteorólogos.

Residentes del norte de California sólo tuvieron un respiro leve, pero se prevé que la siguiente tormenta —la tercera en una serie de sistemas climáticos poderosos que han golpeado la región desde el miércoles— desbordará al menos dos ríos tras arribar por la noche del sábado, dijo Mark Strudley, hidrólogo del Servicio Nacional Meteorológico.

Con las corrientes de ríos y arroyos ya a un nivel alto y el terreno saturado de agua por las tormentas previas, el servicio meteorológico emitió advertencias de inundación por los ríos Napa y Russian, dos ríos en el norte de San Francisco con antecedentes de inundación.

"Algunas carreteras se inundarán y algunas de las áreas agrícolas recibirán algo de agua", señaló Strudley.

Se espera que el río Napa se desborde cerca de St. Helena y Napa alrededor del mediodía del domingo, mientras que se pronostica que el río Russian se desbordará cerca de Guerneville en la madrugada del lunes, agregó el especialista.

Está en efecto una advertencia de inundación repentina para una zona amplia del norte de California durante la tarde del domingo.

En el clímax de la tormenta del viernes, miles de personas estuvieron sin electricidad, pero para el sábado Pacific Gas & Electric estaba reportando sólo apagones dispersos, indicó su vocero J. D. Guidi.

La compañía dispuso cuadrillas de trabajadores adicionales para que estuvieran en espera, en anticipación a nuevos apagones ocasionados por ramas de árboles derribadas y por vientos fuertes, agregó Guidi.

La tormenta del viernes fue quizás responsable de un choque en el que estuvieron involucrados varios vehículos sobre la autopista Interestatal 280 a las afueras de San Francisco, ocurrido la mañana del sábado, así como de la muerte de un trabajador de Pacific Gas & Electric en West Sacramento, quien murió al chocar su camión contra un semáforo durante el clima tempestuoso del viernes.

Con el suelo saturado de agua, aumenta a posibilidad de que se caigan árboles a las autopistas, y que éstas queden resbaladizas, por lo que funcionarios de la Patrulla de Caminos de California instaron a los conductores a extremar las precauciones.

Funcionarios advirtieron además a la gente sobre ser cuidadosos en las playas.

El servicio meteorológico emitió una advertencia de oleaje alto para la costa del norte de California. En el sur del estado se pronosticó oleaje alto en los condados de Los Angeles, Orange y San Diego.

En San Diego fue cerrado el Muelle Municipal de Ocean Beach debido a olas enormes y marea alta.

Por otro lado, se declaró estado de emergencia en Reno, Sparks y Washoe County, en Nevada, debido a que se esperan inundaciones por la fuerte lluvia que azota la región.

Cargando...