En su tercer mensaje ante la ONU en una semana, Fernández volvió a pedir flexibilizar las condiciones de pago de la deuda

·4  min de lectura
Fernández hoy, en su discurso ante la ONU. Es el tercero en una semana
Fernández hoy, en su discurso ante la ONU. Es el tercero en una semana

El presidente Alberto Fernández participó este mediodía del Diálogo de Alto Nivel convocado por el Secretario General de la ONU, António Guterres, y la Organización Internacional de Trabajo (OIT). El objetivo del encuentro de hoy fue debatir la respuesta internacional coordinada al impacto de la COVID-19 en el mundo del trabajo.

En el comienzo de su exposición, Fernández afirmó que “una triple crisis de pandemia, cambio climático y deuda golpea duramente a los países de renta media como Argentina”. Y agregó que “ es urgente repensar una nueva arquitectura financiera internacional que brinde una respuesta multidimensional a estos problemas tan íntimamente relacionados”.

La de hoy fue la tercera presentación de Fernández ante organismos internacionales esta semana. El martes pasado, tras la crisis interna que atravesó su gobierno tras la derrota en las elecciones legislativas primarias, el mandatario dio un discurso ante la Asamblea General de la ONU, en la que se refirió a la deuda argentina, la soberanía sobre Malvinas y la pandemia de Covid-19, entre otros puntos. Apenas dos días después dio un mensaje, también ante la ONU, sobre Sistemas Alimentarios.

Manzur y Aníbal Fernández reciben a Perotti y habrá “anuncios fuertes” en materia de seguridad

Durante su mensaje de hoy, Fernández afirmó que “temas que ocupaban nuestra agenda previa a la pandemia demandan nuevos abordajes y mayores recursos. La Salud Global, el Cambio Climático, y las Deudas Soberanas deberán ser repensadas a nivel global”. Tras lo que mencionó que el diálogo se da “pocos días antes del inicio de Asambleas y Reuniones de Instituciones Financieras Internacionales y Bancos Multilaterales de Desarrollo, y a escasas semanas de la Cumbre del 20 en Roma y COP 26 en Glasgow, Escocia”.

En ese sentido consideró que “los líderes del G20 han comprendido la gravedad de la presente crisis y han dado primeros pasos para atender urgencias sociales y económicas. Sin embargo, estas medidas no son suficientes: es necesario darle mayor participación a los países de ingresos medios para que las economías emergentes también se puedan ver beneficiadas”. Y que “el Fondo Monetario Internacional ha tomado medidas que sólo un año atrás eran impensables”.

Fernández también mencionó la “decisión de los Estados Unidos de destrabar la emisión de 650.000 millones de dólares en Derechos Especiales de Giro del FMI, ha abierto la puerta para una esperanza que necesita ser incrementada para atender las consecuencias de la pandemia en todas sus dimensiones”. Pero evaluó que, “sin embargo, queda mucho por hacer en este sentido”.

Luego hizo hincapié en que, “dada la estructura financiera y de gobierno del Fondo Monetario Internacional, la distribución de la última asignación general de Derechos Especiales de Giro benefició principalmente a los países más ricos”. “De los 650 mil millones de dólares distribuidos a través de los DEG (que representan casi el 1% del PBI mundial), solo el 30% se destinó a mercados emergentes de ingresos medios. Casi el 60% se asignó a países de altos ingresos. Más del 17% fue a Estados Unidos”.

El duro editorial del Financial Times: “si el Gobierno no actúa rápidamente, se avecina una crisis económica seguida de una victoria de la oposición”

Y consideró que “urge aplicar la emisión de los Derechos Especiales de Giro a un Gran Pacto de Solidaridad Global, que incluya a los países de bajos ingresos y renta media con alta vulnerabilidad climática, socio productiva y financiera”.

Más adelante, Fernández evaluó la necesidad de “impulsar un pacto que permita extender los plazos para atender los pagos de los endeudamientos y la aplicación de menores tasas bajo las actuales circunstancias de stress social, sanitario, financiero y ecológico. Necesitamos ser creativos con los canjes de deuda por clima”.

Sobre el final, el mandatario agregó “actuemos con una nueva sensibilidad. Los Objetivos del Desarrollo Sostenible sólo serán posibles si están acompañados por una nueva arquitectura financiera internacional”.

La intervención de Fernández tuvo lugar en el panel de alto nivel sobre “Compromisos nacionales y regionales para crear trabajos decentes, expandir la protección social y apoyar una transición justa”. Junto a él expusieron los presidentes de Costa Rica, Carlos Quesada; de Ecuador, Guillermo Lasso; los primeros ministros de Bélgica, Alexander de Croo, y de Egipto, Mostafa Madbouly, además de representantes de Nigeria, India, Bangladesh, Ruanda, El Salvador, Pakistán y de la Unión Europea.

El objetivo el encuentro es, en el marco de la pandemia de COVID-19, destacar acciones concretas y recomendaciones para fomentar una recuperación centrada en el ser humano y rica en empleos, ampliar la protección social e invertir en una transición justa hacia economías inclusivas y sostenibles que puedan poner fin a la pobreza para todos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.