Así va el tercer día del juicio político contra Donald Trump

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 11 (EL UNIVERSAL).- El tercer día del juicio político contra el expresidente estadounidense, Donald Trump, arrancó este jueves en el Senado, en Washington.

Los congresistas demócratas que ejercen como fiscales en el juicio, en el que Trump es acusado de "incitar a la insurrección", terminen hoy su argumentación.

Este miércoles, presentaron videos inéditos del asalto al Capitolio protagonizado, el 6 de enero, por una turba simpatizante de Trump que entró a la fuerza después de que el entonces mandatario los atizara en un mitin.

Los videos mostraron lo cerca que estuvieron los legisladores de ser atacados por los manifestantes, así como la labor de la policía del Capitolio que se vio totalmente rebasada y aun así intentó contener a la gente.

Este jueves, se prevé que los fiscales se concentrarán más bien en Trump y en cómo no mostró arrepentimiento alguno después de la violencia de aquel día.

Para los demócratas, fue Trump quien provocó lo sucedido al insistir, sin pruebas, en que le "robaron" las elecciones del 3 de noviembre. En sus alegatos del miércoles, el demócrata que encabeza la acusación, Jamie Raskin, acusó a Trump de convertirse en el "instigador" en jefe de la insurrección.

Medios estadounidenses señalan que los abogados defensores de Trump, que tienen 16 horas para presentar su argumentación una vez que concluyan los fiscales, prevén terminar el viernes. Dado que no se prevé que haya testigos, es posible que la votación para decidir si Trump es culpable del cargo que se le imputa se produzca el sábado.

El presidente Joe Biden dijo este jueves a periodistas que quizá algunos senadores republicanos hayan cambiado de modo de pensar tras ver los videos testimoniales del asalto.

Para que Trump sea declarado culpable, se requiere del voto a favor de dos terceras partes del Senado. Dividido 50-50 entre republicanos y demócratas, 17 de los primeros tendrían que votar por una condena, lo cual no parece factible. Los mismos congresistas demócratas han dicho que, cuando mucho, esperan que seis republicanos se les sumen.