TEPJF: falta de sanciones puede incentivar violaciones a ley

CIUDAD DE MÉXICO, enero 20 (EL UNIVERSAL).- La imposibilidad para sancionar a servidores públicos que violan la ley electoral puede ser un incentivo para que no se apeguen al margen legal, al saber que no tendrían consecuencias, señaló el magistrado presidente de la Sala Regional Especializada del Tribunal Electoral, Jesús Lara Patrón.

Durante la presentación del informe de labores de la Sala Especializada, subrayó que estas consideraciones son pertinentes de cara al proceso electoral 2023-2024.

"La imposibilidad de hacer diligencias de cumplimiento genera que nuestras determinaciones sean meramente declarativas; no tengan ningún tipo de eficacia frente a conductas irregulares y no cumplan con la función ontológica primordial que tienen, que es garantizar la debida observancia de la norma", reconoció.

Esta imposibilidad, advirtió, "puede generar un aliciente para que sujetos como los mencionados dejen de actuar dentro del margen legal con la tranquilidad de que las autoridades podrían ni siquiera ocuparse de analizar y determinar si su conducta amerita o no una consecuencia".

Detalló que en el último año se interpusieron 116 quejas contra servidores públicos por cometer infracciones como el uso indebido de la pauta, violaciones cometidas en redes sociales y vulneración a los principios de imparcialidad, independencia y equidad en la contienda, entre otros. En 99 fallos (85%) se declaró fundada la conducta.

En cuanto a la revocación de mandato, informó que se resolvieron 144 quejas mediante la emisión de 97 sentencias; en 62 de estas, se acreditó la infracción a la normativa electoral.

"Fijamos criterios relativos a la difusión de propaganda gubernamental en periodo prohibido, promoción personalizada y vulneración al principio de neutralidad. Por ejemplo, con la emisión de desplegados de las y los titulares de los poderes ejecutivos de las entidades federativas y las alcaldías de la ciudad", apuntó.

El magistrado agradeció el trabajo de los colaboradores de la Sala Especializada, a pesar de la "compleja coyuntura" con la que cerraron el año pasado.

Después, citó al poeta Mario Benedetti: "No se rindan, por favor, no cedan; aunque el frío queme; aunque el miedo muerda; aunque el sol se ponga y se calle el viento".

Por su parte, el presidente de la Sala Superior del Tribunal Electoral, Reyes Rodríguez Mondragón sostuvo que la Sala Especializada juega un papel fundamental en la democracia del país.

"Es un órgano jurisdiccional que busca desincentivar fundamentalmente las prácticas que vulneran un piso parejo y garantizar, inclusive a través de sanciones, un voto libre y autónomo; una competencia verdaderamente equitativa", afirmó.