El escrutinio parcial da a Obiang más del 96 % de votos en Guinea Ecuatorial

Nairobi, 21 nov (EFE).- El partido del presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang, logra el 96,31 % de los votos tras escrutarse cerca del 42 % de las mesas electorales de los comicios presidenciales, legislativos y municipales de este domingo, según los resultados provisionales publicados hoy por el Gobierno.

De un total de 1.486 mesas electorales, se han escrutado 616 equivalentes a 196.264 votos, informó el ministro del Interior y presidente de la Junta Electoral Nacional, Faustino Ndong Esono Ayang, en la sede de su departamento en la capital, Malabo.

De momento, el Partido Democrático de Guinea Ecuatorial (PDGE), liderado por Obiang, quien opta a un sexto mandato de siete años, obtiene 189.031 votos (96,31 %).

En segundo lugar figura el partido opositor Convergencia Para la Democracia Social (CPDS, único partido de verdadera oposición autorizado), dirigido por su secretario general, Andrés Esono, que obtiene 5.743 votos (2,92 %).

En tercera posición aparece el Partido de la Coalición Social Demócrata (PCSD, tradicionalmente afín al PDGE), encabezado por su líder, Buenaventura Monsuy Asumu, con 1.490 sufragios (0,75 %).

La enorme ventaja de Obiang sobre sus dos adversarios presidenciales, Esono y Monsuy Asumu, augura una victoria aplastante del actual jefe del Estado, que lleva 43 años en el poder.

El pequeño país centroafricano, de cerca de 1,5 millones de habitantes, celebró este domingo unos comicios presidenciales que estaban previstos en 2023, pero que se adelantaron para ahorrar costes y hacerlos coincidir con las elecciones legislativas y municipales.

Algo más de 427.000 votantes estaban llamados a las urnas en 1.486 mesas de votación, en una jornada que transcurrió en calma pero estuvo marcada por las denuncias de irregularidades por parte de la oposición.

El país sólo ha conocido dos presidentes desde su independencia de España en 1968: Obiang, de 80 años; y su tío Francisco Macías, a quien derrocó en un golpe de Estado en 1979.

Obiang, que dirige desde entonces con puño de hierro la nación y es el jefe de Estado no monárquico con más tiempo en el poder del mundo, encabeza la candidatura de un PDGE que concurrió a la votación coaligado con catorce formaciones políticas.

"Estoy seguro de que la victoria es del PDGE", afirmó Obiang tras votar este domingo en la sede de la Academia Ecuato-Guineana de La Lengua Española (AEGLE) en la capital, Malabo.

Esono, de 61 años, ejerció su derecho democrático en el barrio Alcaide de Malabo y denunció "un fraude masivo, incluso peor que en las ocasiones anteriores".

Asimismo, Monsuy Asumu, de 69 años, depositó su voto en el barrio San José de Malabo, donde se quejó de que "existen acusadísimas irregularidades".

En pasadas elecciones, Obiang ha ganado siempre con más del 90 % de los votos, si bien esos resultados han sido cuestionados por observadores internacionales.

Este domingo, los ecuatoguineanos también eligieron los 100 parlamentarios de la Cámara de Diputados (Cámara Baja) y 55 de los 70 miembros del Senado (Cámara Alta), así como más de mil alcaldes del país.

Con Obiang al frente, Guinea Ecuatorial ha hecho grandes inversiones en infraestructuras, aunque sus detractores le reprochan haberse beneficiado él y sus allegados de la riqueza petrolera del país, uno de los productores de crudo de África subsahariana, mientras parte de la población ecuatoguineana vive en la pobreza.

Las organizaciones defensoras de los derechos humanos también acusan al régimen de ser uno de los más represivos y corruptos del mundo.

"A Obiang y su mafia delictiva no les interesa que las elecciones en Guinea Ecuatorial transcurran de manera libre y justa. Estamos hablando de uno de los gobiernos más cleptómanos del universo. Mantenerse en el poder para seguir robando es el objetivo principal de ese gobierno", comentó a EFE el director de la ONG pro derechos humanos EG Justice, el ecuatoguineano Tutu Alicante.

(c) Agencia EFE