Tensiones, guerra de fotos y negociaciones fallidas en la interna porteña de Juntos por el Cambio

·5  min de lectura
López Murphy, Vidal y Rubinstein
López Murphy, Vidal y Rubinstein

En una pelea desigual por el peso de la maquinaria electoral del gobierno de la Ciudad, los postulantes Ricardo López Murphy (Republicanos Unidos) y Adolfo Rubinstein (Adelante Ciudad) apelan a distintos artilugios y estrategias para disputarle el voto cambiemita a María Eugenia Vidal (Juntos podemos Más), apalancada por el jefe porteño Horacio Rodríguez Larreta, en el principal bastión opositor.

En la recta final de la campaña para las PASO, López Murphy y Rubinstein pretenden pescar a adhesiones en distintas fuentes para ampliar su base de sustentación. Mientras que el exministro de Economía apunta al núcleo duro de Pro y a los libertarios, el exsecretario de Salud de Cambiemos busca conquistar a los sectores radicales y progresistas del electorado porteño. Está claro que Vidal, la candidata impulsada por Larreta y sus aliados Martín Lousteau (UCR), Elisa Carrió (CC) y Graciela Ocaña (Confianza Pública), entre otros, corre con ventaja en la interna de JxC en la Capital. Pero López Murphy y Rubinstein confían en que podrán acoplarse a la lista definitiva del espacio que competirá en las legislativas de noviembre. Para lograrlo, necesitan alcanzar el piso mínimo del 15% de los votos de la alianza.

Carrió retomó su agenda de campaña y caminó la Capital junto a Vidal
Carrió retomó su agenda de campaña y caminó la Capital junto a Vidal


Carrió retomó su agenda de campaña y caminó la Capital junto a Vidal

Hiperactivo en los medios y las redes, López Murphy, a quien la mayoría de los sondeos ubican segundo en la interna, buscó escenificar durante las últimas horas gestos de apoyo de referentes de JxC a su candidatura. Primero, sus asesores difundieron la foto de la cena que compartieron anteayer en un restaurante porteño el “bulldog” y Alfredo Cornejo, jefe de la UCR. La foto podría ser interpretada como un guiño de Cornejo al exministro, pero el exgobernador de Mendoza optó por declararse prescindente en los distritos donde hay internas entre alfiles del radicalismo, aclararon sus allegados. “Alfredo no tiene favoritos en la interna porteña. Es el presidente del partido”, resaltaron desde la cúpula de la UCR. En Adelante Ciudad sospechan que López Murphy usó la foto con Cornejo para fortalecer su lista. “Fue una picardía de Ricardo”, apuntan una fuente del radicalismo porteño.

En modo “halcón”: María Eugenia Vidal enfrenta el desafío de retener al núcleo duro del macrismo en el bastión de Pro

Poco después, López Murphy compartió un seminario sobre seguridad y narcotráfico con la titular de Pro, Patricia Bullrich, quien pactó con Larreta para desactivar una interna macrista en la Capital. Durante la charla vía Zoom no ocultaron su buena sintonía e intercambiaron elogios. “Yo confié en Patricia y no me equivoqué. Vivíamos más tranquilos cuando ella era ministra”, lanzó el “bulldog”. Anoche, laderos del ala dura de Pro hicieron circular la foto de la cumbre virtual entre Bullrich y López Murphy. Una mojada de oreja a Larreta y Vidal. “Ricardo está capitalizando un porcentaje importante de nuestros votos”, se excusaron. El economista había compartido días atrás una conferencia en el Centro de Diplomacia Pública Basilea con el diputado nacional Waldo Wollf (Pro), otro referente de los “halcones”. De buen vínculo con López Murphy y los libertarios, Wollf, cercano a Bullrich, recibió reproches de las “palomas” por haber asistido a una actividad con uno de los rivales de Vidal. Pero el legislador macrista no se inquieta por las quejas. Al contrario, estrenó días atrás una oficina en el barrio de Núñez y planea comenzar a caminar con sigilo la Capital para posicionarse en la carrera por la sucesión de Larreta. ¿El candidato de Bullrich en 2023?

Alfredo Cornejo cenó con Ricardo López Murphy
Alfredo Cornejo cenó con Ricardo López Murphy


Alfredo Cornejo cenó con Ricardo López Murphy

Mientras tanto, los radicales díscolos -no responden al sector de Lousteau- que apuntalan la candidatura de Rubinstein intentaron abrir una negociación con el larretismo para que el alcalde porteño “abrace” a los representantes de las tres listas de JxC que competirán en las PASO. Consciente de que es el soporte de Vidal en la interna, le pedían un gesto sencillo: que se saque una foto con Rubinstein y López Murphy. “Si es el armador principal, no se puede cerrar a exhibir al conjunto”, apunta uno de los estrategas de Rubinstein. En cambio, el jefe porteño, quien juega a fondo por la lista de Vidal para revalidar su liderazgo en el distrito, pretende exhibir una foto de unidad una vez consumado el triunfo de su candidata en las PASO.

Los jefes de Adelante Ciudad, quien cosecharon el respaldo de Gerardo Morales, Mario Negri, Luis Naidenoff y Ernesto Sanz, entre otros referentes de la UCR, consideran que Larreta comete un “error estratégico” al excluirlos y apostar todas sus fichas a Vidal. López Murphy y Rubinstein tampoco pudieron persuadir a Vidal de que acepte debatir antes de las PASO. “Hubiese sido conveniente y le hubiera venido bien a la oferta electoral”, se lamentan los radicales. Pero la exgobernadora argumenta que discutirá con los contrincantes que pasen el filtro de las primarias “El verdadero adversario es el kirchnerismo”, repite.

López Murphy y Bullrich
López Murphy y Bullrich


López Murphy y Bullrich

Los radicales disidentes, un escollo en los planes de Larreta, están esperanzados de que lograrán llegar al piso mínimo del 15% de los votos para colarse en la nómina definitiva del espacio. “Hay una gran cantidad de votantes indecisos”, aseguran. No solo quieren pescar adhesiones entre los ciudadanos que estarían molestos con Vidal por su vuelta al territorio porteño, sino que pretenden atraer al electorado liberal progresista de la Capital que acompañó a Lousteau, Carrió o Aníbal Ibarra en comicios anteriores.

Acusaron a una senadora bonaerense de pagarle a su empleada doméstica con un contrato de la Legislatura provincial

Para el sprint final de la campaña, el larretismo reforzará su apuesta por la “cercanía” e intentará canalizar el voto “bronca” con el gobierno de Alberto Fernández. Para reconquistar al núcleo duro del macrismo, Vidal se presentará como la contracara del modelo del kirchnerismo y pondrá el foco en la educación, el trabajo y la libertad. Su mensaje se anclará en la gestión de Larreta -tiene un nivel de aprobación del 70%, según los sondeos que encarga la Ciudad- y en una batería de propuestas para seducir al electorado joven. Hoy, la exgobernadora caminó por la avenida Santa Fe junto a Carrió, su madrina política, y Fernando Sánchez (CC), quien ocupa el sexto lugar en la nómia de Vidal.

Superado el test de las PASO, Larreta aspira a mostrar que la coalición opositora no solo se mantuvo unida tras la disputa interna; también quiere exhibir que la fuerza está “revitalizada” para ponerle “un freno” al kirchnerismo en el Congreso y es una alternativa de gobierno para 2023.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.