Tensión en Senegal por una nueva ley antiterrorista

·3  min de lectura

Dakar, 25 jun (EFE).- La Asamblea Nacional de Senegal votó hoy a favor de una nueva ley antiterrorista para modificar el Código Penal y el Código Procesal Penal, una decisión que ha generado protestas en este país africano.

Las manifestaciones se desarrollaron durante toda la jornada principalmente en la Universidad de Dakar, donde las fuerzas de seguridad respondieron con gases lacrimógenos, pero activistas contra la reforma también se manifestaron en el centro de la capital, donde varios miembros del Movimiento por la Defensa de la Democracia (M2D) fueron detenidos.

La Asamblea Nacional aprobó los proyectos de ley que el Gobierno, que cuenta con mayoría parlamentaria, justifica porque "el derecho positivo senegalés no cubre aún completamente ciertas problemáticas mayores" recogidas en resoluciones de la ONU y convenciones internacionales ratificadas por Senegal sobre la financiación del terrorismo y la criminalidad transnacional.

La oposición, por su parte, alega que con estos cambios se quieren restringir las libertades de los senegaleses en respuesta a las violentas manifestaciones que tuvieron lugar en el país el pasado marzo -y en las que fallecieron 13 personas- y futuras protestas contra una eventual tercera candidatura en 2024 del presidente senegalés, Macky Sall, no permitida por la Constitución.

Igualmente, critica que se apruebe en procedimiento de urgencia y que no se haya dialogado con la sociedad civil para explicar el proyecto de ley y lograr un entendimiento.

Por su parte, el grupo parlamento mayoritario, la Alianza por la República (APR)- que ostenta 125 de 165 escaños-, denuncia una "manipulación" por parte de la oposición.

La oposición critica particularmente el artículo 279-1 del Código Penal, que indica los diferentes actos considerados terrorismo en Senegal.

Pero con esta modificación, la redacción de ese artículo se mantiene idéntica a la aprobada en noviembre de 2016 del Código Penal, a excepción de que se agrava la pena con una "reclusión criminal a perpetuidad" en lugar de "trabajos forzados a perpetuidad".

No obstante, en 2016, Amnistía Internacional denunció que las leyes que modificaron el Código Penal y el Código Procesal Penal contenían "disposiciones liberticidas" y que numerosas nociones contenidas en la definición de "actos terroristas" y las infracciones ligadas al terrorismo -todo ello recogido en el artículo 279-1- eran "vagas" y estaban "mal definidas".

La aprobación de esta nueva ley tiene lugar en un contexto de tensión en Senegal tras las violentas protestas de principios de marzo.

Estas ocurrieron a causa de la detención del líder opositor Ousmane Sonko por alterar el orden público cuando su convoy, rodeado de sus seguidores, se dirigía a un tribunal de Dakar donde había sido convocado después de ser acusado de violar y amenazar de muerte a la empleada de un salón de masaje y belleza.

Conocido por su discurso "antisistema" que critica la mala gobernanza, la corrupción y el neocolonialismo francés, Sonko quedó tercero en las elecciones presidenciales de 2019, en las que Sall revalidó el cargo por segunda vez.

Sonko es ahora el principal líder opositor después de que el candidato que quedó segundo, Idrissa Seck, se sumara a la mayoría oficialista a finales del año pasado.

Macky Sall, por su parte, llegó al poder en 2012 tras ganar a Abdoulaye Wade (2000-2012), quien aspiraba a un tercer mandato no autorizado.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.