Tensión en el Sur: uno de los peces más caros del mundo activó un conflicto entre tres potencias mundiales

·3  min de lectura
NOTA EN EL GUARDACOSTAS DE LA PREFECTURA NAVAL ARGENTINA , MANTILLA .RECORRE EL MAR ARGENTINO BUSCANDO PESQUEROS ILEGALES.PREFECTURA ABORDA UN PESQUERO PARA CONTROLAR LA PESCA Y PAPELES CORRESPONDIENTES
07 10
Pesca ilegal en Mar Argentino - Créditos: @GUSTAVO SEIGUER

La austromerluza negra, que habita en las proximidades de la Patagonia y es uno de los peces más caros del mundo, activó un conflicto entre tres potencias mundiales.

Este pescado, que en Estados Unidos se comercializa a más de 70 dólares el kilo y figura en las cartas de los restaurantes más reconocidos alrededor del mundo, originó un conflicto pesquero que se intensificó cuando Gran Bretaña concedió licencias para la pesca de esta especie.

El área de pesca está frente a Georgia del Sur, una isla alejada, deshabitada, que está controlada por el Reino Unido. Se ubica a unos 1400 kilómetros al este de las Islas Malvinas.

Georgia del Sur
Georgia del Sur - Créditos: @Pintura al óleo de George Cummings


Georgia del Sur (Pintura al óleo de George Cummings/)

Se trata de la primera vez que se presenta un conflicto de este tipo desde que diferentes gobiernos se aliaron hace 40 años para proteger la vida marina cerca del Polo Sur.

Durante esta temporada, no habrá límites a la cantidad que se puede atrapar, que generalmente la fija la Comisión de Conservación de los Recursos Vivientes Marinos de la Antártida.

Ahora, un territorio marino del tamaño de Francia se convirtió en un sector sin reglas, al menos así lo creen las autoridades de Estados Unidos. Como consecuencia, amenazan con prohibir las importaciones británicas de la zona.

“En un mundo lleno de conflictos, el Reino Unido hace un juego peligroso”, sostuvo Will McCallum, director de océanos de la filial británica de Greenpeace. “La historia de la protección antártica se ha caracterizado por una cooperación pacífica por el bien común de la humanidad. La permanente disposición de Rusia a abusar del proceso no excusa medidas unilaterales de otros miembros. Esperamos que las naciones que en el pasado importaron el pez de dientes puntiagudos de Georgia del Sur no aceptarán el producto de lo que es ahora una pesca no regulada”, agregó.

El presidente estadounidense Joe Biden camina junto al primer ministro británico Boris Johnson afuera del Hotel Carbis Bay, en Cornwall, Bretaña, previo a la cumbre del G7, el 10 de junio de 2021. (Toby Melville/Pool Photo via AP)
El presidente estadounidense Joe Biden camina junto al primer ministro británico Boris Johnson afuera del Hotel Carbis Bay, en Cornwall, Bretaña, previo a la cumbre del G7, el 10 de junio de 2021. (Toby Melville/Pool Photo via AP)


El presidente estadounidense Joe Biden camina junto al primer ministro británico Boris Johnson afuera del Hotel Carbis Bay, en Cornwall, Bretaña, previo a la cumbre del G7, el 10 de junio de 2021. (Toby Melville/Pool Photo via AP)

Durante muchos años, la pesca cerca de Georgia del Sur fue un ejemplo de cooperación internacional, que unió a potencias usualmente rivales como Rusia, China y Estados Unidos, con el objetivo de proteger esas aguas del tipo de pesca desenfrenada que se observa en el mar abierto.

En 2021, cuando las tensiones con Occidente aumentaban por el tema de Ucrania, Rusia decidió rechazar los límites a la pesca de la austromerluza negra dispuesta. La medida resultó ser como un veto unilateral porque tradicionalmente se buscan soluciones unánimes.

Algunos sostienen que la respuesta del Reino Unido, que emitió licencias sin los límites fijados por la CCAMLR, es ilegal y debilita el Tratado Antártico que fue aprobado durante la Guerra Fría y declara el continente antártico una zona de interés científico.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, decidió no enviar armas de largo alcance a Ucrania debido a que las tropas de Volodimir Zelensky podrían usarlas para realizar ataques en territorio ruso. La decisión fue celebrada por allegados a Vladimir Putin
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y su par ruso, Vladimir Putin


El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y su par ruso, Vladimir Putin

Las autoridades estadounidenses les dijeron en privado a las británicas que es posible que prohíban las importaciones de la austromerluza negra pescadas cerca de las Georgias del Sur, de acuerdo a lo publicado por Associated Press.

Este problema se produce en momentos en que disminuye la cantidad de peces en todo el mundo debido a una sobrepesca. En paralelo, los consumidores exigen mayor transparencia acerca del origen de sus filetes.

“Sienta un precedente peligroso”, dijo Evan Bloom, que por 15 años, hasta que se jubiló del Departamento de Estado en el 2020, encabezó la delegación de Estados Unidos ante la CCAMLR. “Lo que hicieron los rusos claramente viola el espíritu de la pesca basada en la ciencia”, sostuvo. Y agregó: “No quiere decir necesariamente que el Reino Unido pueda actuar unilateralmente”.