Tensión en Gaza: ataques cruzados entre Israel y Hamas hacen temer una nueva escalada

LA NACION

GAZA/SDEROT.- Es el segundo día de enfrentamientos en la zona fronteriza entre Israel y Palestina. Hoy el ejército del país liderado por Benjamin Netanyahu bombardeó más de 150 posiciones de Hamas (el movimiento islamista que gobierna este territorio palestino) en represalia por los más de 180 cohetes y obuses de mortero procedentes de la Franja de Gaza que cayeron en zona israelí.

Una mujer palestina embarazada y su hijo de 18 meses, junto con un militante del grupo islamista, murieron en los ataques de Israel, y por lo menos siete civiles resultaron heridos, dijeron los funcionarios médicos locales.

Las hostilidades se producen después de que funcionarios de ambas partes hablaran de posibles avances en un esfuerzo de Naciones Unidas y Egipto por mediar una tregua, a fin de detener meses de violencia y aliviar la crisis económica y humanitaria que sufren los habitantes de la franja.

Un funcionario palestino, que hizo declaraciones bajo condición de anonimato, sugirió que el actual brote de violencia podría terminar pronto. "Las facciones de la resistencia consideran que esta ronda de escalada ha terminado, por nuestra parte, y que la continuidad de la calma depende del comportamiento de la ocupación", indicó. Asimismo, dijo que los ataques con cohetes eran "una respuesta a los crímenes" de Israel, luego de que el martes murieran dos hombres armados de Hamas en circunstancias que no fueron aclaradas.

El ejército israelí declinó emitir comentarios.

El ataque de proyectiles desde Gaza no alcanzó el territorio central de Israel y el ejército de ese país dijo que sus bombardeos se habían limitado a atacar las instalaciones de Hamas.

Esta tarde, Netanyahu reunirá a su Gabinete de Seguridad, el grupo de ministros que tiene la potestad legal de declarar la guerra. Según publicó diario El País, se podría ordenar una operación militar a gran escala por lo que no se descarta la posibilidad de evacuar a toda la población situada a cinco kilómetros de la frontera.

Este cruce de ataques de ambos lados revive la tensión máxima de los dos últimos meses entre Israel y Hamas, que protagonizaron tres conflictos armados en los últimos diez años.

Agencias Reuters y AFP