Tensión en EE.UU.: cómo sigue el proceso de impeachment a Trump en el Senado

LA NACION
·2  min de lectura

WASHINGTON.- Tras la aprobación en la Cámara de Representantes del juicio político contra el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para confirmar la destitución se necesita ahora una mayoría especial de dos tercios del Senado, 67 de los 100 senadores.

En la Cámara Alta los republicanos tienen 51 bancas y los demócratas 46, además hay 2 independientes. Pero, a diferencia de lo que sucedió en el juicio político de hace un año, los líderes republicanos no instaron a sus miembros a votar en contra de la impugnación y dijeron que se trata de un asunto de conciencia individual. De hecho, el líder republicano del Senado, Mitch McConnell, indicó hoy que no descarta votar para condenar al presidente.

"Si bien la prensa ha estado llena de especulaciones, no he tomado una decisión final sobre cómo votaré y pretendo escuchar los argumentos legales cuando se presenten en el Senado", dijo McConnell en una nota a sus colegas republicanos.

¿Peleados? El gesto de Kim Jong-un hacia su influyente hermana que despierta sospechas en Corea del Norte

Si finalmente Trump es removido, los legisladores también pueden votar a favor de inhabilitarlo para futuros cargos públicos. Cincuenta votos en este caso (una mayoría simple) son suficientes para hacerlo.

El proceso no impone penas de multas o prisión. Eso es trabajo de la Justicia.

El futuro de todos modos es incierto. En estos momentos el Senado está en receso y retoma las actividades el 19, justo un día antes de la asunción de Joe Biden, y de la salida de Trump. Por lo que el proceso concluirá ya con el mandatario fuera del Salón Oval. ¿Se puede destituir a un funcionario si ya abandonó el cargo? No hay un consenso claro sobre esto. De acuerdo con lo publicado por la cadena BBC hay especialistas que entienden que el juicio no debería continuar sino que tendría que derivar en cargos criminales presentados por el Departamento de Justicia y otros que postulan que es importante que no se detenga el proceso porque, aunque fuera de Washington, el Senado podría condenarlo e inhabilitar su eventual postulación para 2024. Habrá que esperar a los próximos días.

Agencias Reuters y AFP