Tensión en Ecuador: el correísta Andrés Arauz y el conservador Guillero Lasso disputarán el ballottage en medio de la polémica

Daniel Lozano
·4  min de lectura
Yaku Pérez vs. Guillermo Lasso luchan voto a voto por una plaza en el balotaje contra el correísta Arauz
Yaku Pérez vs. Guillermo Lasso luchan voto a voto por una plaza en el balotaje contra el correísta Arauz

“Hemos llegado a feliz término con la proclamación de quienes pasan a segunda vuelta para la dignidad de presidente y vicepresidente”, constató de madrugada Diana Atamaint, presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE) de Ecuador. Una felicidad puesta en duda durante horas, acompañada de denuncias de fraude y de incluso de alertas ante presuntos golpes de Estado.

El CNE confirmó a los dos candidatos que disputarán el ballottage el 11 de abril. Se trata del correísta Andrés Arauz y del dirigente conservador Guillermo Lasso, que ya encabezaban el escrutinio. “La democracia ha triunfado, vamos con ánimo y optimismo a esta segunda vuelta”, celebró Lasso de madrugada, aunque en las horas previas había alertado ante la intervención de “autoridades ajenas al proceso” y ante la retirada parcial del resguardo policial en la sede del CNE.

Tanto Arauz como su jefe político, el expresidente Rafael Correa, advirtieron en términos parecidos: “Buscan retirar el equipo informático para impedir la realización de la segunda vuelta. El pueblo ecuatoriano no permitirá este atentado en contra de su democracia”.

Arauz, al frente de la alianza Unión por la Esperanza, resultó el ganador de la primera vuelta con 3.033.753 votos, lo que equivale al 32,72% de los apoyos. Lasso ocupa la segunda plaza después de una dura disputa con el dirigente indígena, Yaku Pérez. El primero, que encabezó la candidatura del Movimiento CREO y el Partido Social Cristiano (PSC), se quedó con 1.830.045 papeletas (19,74%) frente a 1.797.445 votos (19,39%) del candidato de Pachakutik, el brazo político de varias organizaciones indígenas.

Dos mujeres votan en Cangahua, Ecuador, el 7 de febrero de 2021.
AP Photo/Dolores Ochoa


Dos mujeres votan en Cangahua, Ecuador, el 7 de febrero de 2021. (AP Photo/Dolores Ochoa/)

De esta forma, el exbanquero y candidato conservador disputará el ballottage por escasos 32.600 votos y sólo el 0,35%, aunque Pérez todavía puede presentar las impugnaciones y apelaciones que crea convenientes, después de dos semanas en las que ha sucedido de casi todo y que cuya polémica se ha acrecentado en las últimas horas.

“Esto estaba previsto, están con miedo porque la Fiscalía comenzó la indagación, igualmente la Contraloría. Pero esto no va a quedar así, tenemos 48 horas para presentar las impugnaciones, no ya al CNE partidizado, sino ante el Tribunal Contencioso Electoral”, anunció Yaku Pérez, quien se ha puesto al frente de la marcha indígena que se dirige hacia Quito. Los protestantes calculan que harán su llegada a la capital el próximo martes, tras avanzar hasta Riobamba.

La proclamación, esperada durante días, se produce entre acusaciones cruzadas, que ha incluido el pronunciamiento de Diana Atamaint, presidenta del CNE: “Defenderemos la institucionalidad democrática del Ecuador y la supremacía de la ley por encima de los intereses políticos partidistas”, en un ataque directo a la Contraloría General del Estado, para que se “enfoque en el combate a la corrupción y no se haga eco de las fuerzas políticas que quieren tomarse por asalto el CNE”.

En el mismo mensaje, dirigido esta vez a la Fiscalía, Atamaint exhortó a las autoridades para que “no caigan en el juego y se conviertan en actores políticos que promueven sus intereses en el actual proceso electoral”.

Impresionante: un avión logró aterrizar tras la explosión en un motor en Estados Unidos

Tanto la Contraloría como la Fiscalía adelantaron durante el sábado su intención de evaluar el sistema informático electoral. La Fiscalía pretende realizar el registro, retención y recolección de información de la base de datos del sistema informático electoral, después de que la Contraloría solicitara una auditoría informática.

El CNE convocó a sesión ayer sábado y la suspendió para investigar 18 actas electorales que presentaban inconsistencias, entre ellas las que Pérez incluyó en su escrito al CNE en medio de sus denuncias de fraude electoral. A esas actas se añadieron durante el día las reclamadas por el coordinador de Pachakutik, Marlon Santi.

Durante la madrugada se validaron tanto las primeras 18 actas como las 26 que estaban en la propuesta de Pachakutik, sin que el escrutinio sufriera mayores modificaciones.

También de madrugada el CNE negó el pedido de Yaku Pérez de recontar el 100% de las actas de la provincia costeña de Guayas, cuya capital es Guayaquil, y del 50% de las actas de 16 de las 24 provincias del país, pese a que ese fue el acuerdo alcanzado entre el dirigente indígena y Lasso en la sede electoral.