Tensión en el Congreso: un senador rechazó el acuerdo para una jueza y lo acusaron de tener una mirada "androcéntrica" y "patriarcal"

LA NACION
·3  min de lectura

La Comisión de Acuerdos del Senado trató hoy el pedido de la camarista penal Silvia Mora para permanecer en su cargo pese a haber superado los 75 años y su caso fue motivo de una dura intervención del senador cordobés del Frente Pro Ernesto Martínez, del partido de Luis Juez.

Mora está casada con el juez Ricardo Recondo, expresidente de la Asociación de Magistrados y actual vicepresidente del Consejo de la Magistratura. Martínez Carignano hizo mención hoy a un supuesto acuerdo de Recondo con el kirchnerismo para destrabar ternas de jueces en el Consejo a cambio de que se priorizara el tratamiento del pedido de acuerdo de Mora en el Senado. Esta observación generó una reacción de la propia jueza, que incómoda dijo: "Yo no soy un apéndice de mi marido". También, de un grupo de jueces, que acusaron a Martínez de tener una concepción "androcéntrica" (que prioriza la mirada del varón) y "patriarcal".

Cierre de fronteras: Ginés González García le propuso al Presidente suspender vuelos con países limítrofes

En una primera intervención, el senador le preguntó largamente a la jueza por su parentesco con otra gente del Poder Judicial. Después, afirmó que el pedido de acuerdo de Mora había recibido un trato prioritario para su tratamiento, por sobre el de otros jueces que esperaban una definición del Senado. Esto fue negado por la presidenta de la Comisión de Acuerdos, la kirchnerista Anabel Fernández Sagasti, que le pidió a la secretaria de la comisión que informara que no quedaban pedidos pendientes (según lo informado, los que había se convirtieron en abstractos por las renuncias que finalmente presentaron esos jueces).

Martínez Carignano se refirió también a una "endogamia judicial sin pudor" y, en relación con el presunto acuerdo de Recondo con el kirchnerismo, afirmó: "Estas lealtades son efímeras y se pagan mal, señora Presidenta. Primero va a estar, como se ve, la familia judicial. Y después, por último y lejos, la Constitución Nacional. Ahí van a tener que renegar para obtener al obsecuente de ocasión".

Contra Highton

El senador cordobés también cuestionó la permanencia en su cargo de Elena Highton de Nolasco, jueza de la Corte Suprema, que superó los 75 años. En este punto fue acompañado por el senador Oscar Parrilli, que dijo que Highton permaneció en su cargo porque el ministro de Justicia del gobierno de Mauricio Macri, Germán Garavano, no apeló el fallo que le permitió quedarse.

Antes del cierre de la reunión, que fue por teleconferencia, Mora pidió que volvieran a darle la palabra y dijo: "Me duele. Quiero dejarlo muy claro: yo no soy un apéndice de mi marido. Yo soy absolutamente independiente de la ideología política y de la actuación de Recondo". Mora afirmó además que llevaba 40 años en la Justicia, sin cuestionamiento alguno.

La lista Bordó de la Asociación de Magistrados -de la que Recondo es dirigente- dio a conocer hoy un comunicado en el que expresó su "preocupación y malestar" por lo que consideró el "modo personalmente agraviante" con el que Martínez Carignano se dirigió a Mora. La lista Bordó dijo que "resulta inadmisible" que la evaluación de Mora en el Senado se pretenda "ceñir prácticamente con exclusividad a la relación de parentesco que la une con el doctor Ricardo Gustavo Recondo". Según los jueces, el comportamiento del senador "porta un denostable retroceso en materia de perspectiva de género y deja a las claras una concepción androcéntrica y de relegación de la mujer a los postulados patriarcales absolutamente impropia de un legislador del tiempo vigente".