Tensión en Barracas por la toma de un predio junto a la Villa 21-24

·2  min de lectura
Toma del predio Ferroviario en Barracas 21-24
Rodrigo Néspolo

El juez federal Daniel Rafecas ordenó el desalojo “pacífico” y “sin utilización de la violencia” y, de ese modo, agregó tensión a la ocupación por parte de unas 200 familias de un predio que pertenece a la empresa Ferrosur, ubicado en las inmediaciones de la Villa 21-24, en el barrio de Barracas.

El predio se encuentra rodeado por efectivos de la Policía Federal y de Prefectura, pero por el momento la intervención de las fuerzas de seguridad se limita a impedir el ingreso de materiales de construcción, con el objetivo de evitar la expansión y consolidación de los ocupantes.

Según confiaron fuentes judiciales, la intención de Rafecas es lograr que los ocupantes finalicen la toma de tierras por su propia iniciativa en las próximas 48 horas, por lo que se estima que no habrá intervención de las fuerzas de seguridad por el momento.

De hecho, al menos media docena de familias abandonaron el predio tras conocer la decisión del juez Rafecas, quien esta mañana libró un oficio al Ministerio de Seguridad nacional, a cargo de Sabina Fredreric, para que arbitre “los medios necesarios para que, a través del personal policial a su cargo, se proceda a llevar a cabo el desalojo -de manera pacífica y sin la utilización de violencia- atento a la presencia de niños, de todas aquellas personas que se encuentren ocupando ilegalmente el predio”.

Por el momento, tanto Nación como el gobierno de la ciudad de Buenos Aires avalan la decisión del magistrado, ya que la ocupación escapa a los canales tradicionales de negociación con organizaciones sociales y barriales para solucionar los problemas habitacionales de los barrios de emergencia de la zona.

Al respecto, fuentes oficiales aseguraron que detrás de la ocupación se encontrarían “grupos de barrabravas vinculados al narcotráfico” , que fueron quienes habrían promovido el traslado de las familias ahora asentadas en el lugar.

El terreno ocupado se encuentra en inmediaciones de la estación Sola del ferrocarril Roca y la intervención del juez Rafecas respondió a un pedido de la empresa Ferrosur. Esas tierras estarían afectadas a una obra que llevarán delante de manera conjunta AySA y el Instituto de la Vivienda de la Ciudad (IVC) para proveer de agua potable a los vecinos del barrio 21-24.

La toma comenzó el miércoles de la semana pasada, luego de que vecinos de la antigua Villa Zavaleta protestaran por la muerte de una adolescente atropellada por uno de los trenes de carga que transitan por el barrio.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.