'La tensión actual fue provocada': China prolonga sus ejercicios militares en torno a Taiwán

·3  min de lectura
© Lin Jian, AP

El Ejército de China anunció nuevos simulacros militares cerca de Taiwán, este lunes 8 de agosto, un día después del primer plazo en el que finalizarían sus principales ejercicios con “fuego real”. El Ministerio de Defensa chino responsabilizó de la actual tensión a Estados Unidos y defendió la suspensión de las conversaciones militares con Washington tras la visita de la presidenta de la Cámara Baja, Nancy Pelosi, a la isla autogobernada que Beijing considera propia.

Beijing extiende el asedio militar sobre Taiwán. El Comando del Teatro del Este del Ejército chino anunció este 8 de agosto que prolonga los ejercicios con “fuego real” cerca de los mares y el espacio aéreo de la isla autónoma.

No está claro el fin de las operaciones, que incluyen ataques antisubmarinos y procedimientos de asalto marítimo, pero su prórroga confirma los temores de algunos analistas de seguridad y diplomáticos de que el Gobierno chino continuaría manteniendo la presión sobre las defensas del territorio taiwanés.

La televisión estatal china reportó que ahora Beijing realizará simulacros “regulares” en el lado taiwanés.

El anuncio fue hecho justo después de que se suponía que los simulacros dirigidos a la isla independiente, y que Beijing reclama como propia, terminarían el domingo 7 de agosto.

Paralelamente, el Ejército de Xi Jinping notificó sobre ejercicios con “fuego real” en cinco zonas de exclusión del Mar Amarillo, situado entre China continental y la península de Corea, al menos hasta el próximo 15 de agosto.

Según las autoridades de Taiwán, las áreas trazadas no afectarían sus rutas de vuelos internacionales.

Taipéi y Washington condenan la prolongación de los ejercicios militares chinos

El Ministerio de Relaciones Exteriores taiwanés reprochó este lunes la decisión de China, lo que asegura está creando una “crisis deliberada”.

Funcionarios del Pentágono, el Departamento de Estado y la Casa Blanca también condenaron la medida, que describieron como una reacción “exagerada” e “irresponsable”.

Ante las críticas, el portavoz del Ministerio de Defensa de China, Wu Qian, defendió sus operaciones y la decisión de suspender los canales militares con Washington al que sigue acusando de la situación en curso. “La tensa situación actual en el Estrecho de Taiwán es totalmente provocada y creada por la parte estadounidense, por su propia iniciativa, y la parte estadounidense debe asumir toda la responsabilidad y las graves consecuencias de ello", sostuvo.

El viaje oficial de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, el pasado 2 de agosto, fue lo que señaló Beijing como el detonante de su furia.

El gigante asiático considera cualquier visita de un alto funcionario extranjero a la isla como una forma de respaldar su independencia.

Desde ese momento y por primera vez, China respondió con lanzamientos de prueba de misiles balísticos sobre Taipéi. Inicialmente estaban previstos para terminar el 7 de agosto.

El Ministerio de Defensa de la isla informó el domingo que barcos, aviones y drones militares chinos habían simulado ataques contra sus aguas y su Armada, y habían realizado múltiples incursiones marítimas y aéreas sobre la línea no oficializada que separa las aguas de los dos territorios.

Alrededor de 10 buques de guerra de China y Taiwán maniobraron cerca al límite. Taipéi señaló que envió aviones y barcos para reaccionar "apropiadamente".

Además, Taiwán denunció que identificó múltiples ataques de guerra cibernética presuntamente lanzados desde China y al menos 272 intentos de difundir desinformación.

Con AP, Reuters y EFE