Tensa relación entre Lasso y opositor indígena en Ecuador

·2  min de lectura
ARCHIVO - El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, se reúne con la Confederación de Nacionalidades Indígenas, luego de las recientes protestas contra las políticas gubernamentales, en Quito, Ecuador, el 10 de noviembre de 2021. (AP Foto/Dolores Ochoa, Archivo) (ASSOCIATED PRESS)

QUITO (AP) — El anuncio de movilizaciones y protestas para finales de enero por parte de organizaciones sociales tensa la relación con el gobierno del presidente ecuatoriano Guillermo Lasso, quien descartó el martes la posibilidad de diálogo con su principal opositor y líder del mayor movimiento indígena del país.

Durante una entrevista desde la sede presidencial, el primer mandatario afirmó que “hay un enemigo de la democracia ecuatoriana que es Leónidas Iza”, presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE), a quien calificó de “violento” y de pretender “tumbar al gobierno”.

Lasso desechó la posibilidad de dialogar con el dirigente y señaló que “enfrentará a los violentos” con la Constitución en la mano. Insistió en que los llamados a movilizaciones carecen de sustento.

“No vamos a aumentar el precio de los combustibles”, reiteró el mandatario que había hecho el anuncio en diciembre sobre el principal pedido de las organizaciones sociales para que se detenga el incremento mensual de los costos de la gasolina, pero “tampoco podemos andar dándole gusto a cada persona que quiere tirar una piedra para tumbar al gobierno”, sentenció.

Se ha aprobado una reforma tributaria que afecta “solo al 3% de la población más adinerada del Ecuador”, se ha aumentado el salario básico a 425 dólares, se entregará créditos para los pequeños productores al 1% y a 30 años plazo, insistió.

En 2020, el entonces presidente Lenin Moreno liberalizó el precio de los combustibles, que hasta ese entonces contaba con un subsidio que representaba unos 1.500 millones de dólares para el presupuesto estatal. Organizaciones sociales y sindicales, así como el movimiento indígena, rechazaron la medida, pero las expresiones de protesta se contuvieron por la pandemia del coronavirus. El reclamo de los sectores de izquierda fue tomando fuerza con la exigencia al régimen actual de eliminar la medida. En septiembre 2021, el presidente Lasso estableció un incremento y congeló los precios simultáneamente.

Apawki Castro, dirigente de la organización indígena, respondió a las declaraciones realizadas el martes por el mandatario señalando que “están engañando al pueblo ecuatoriano” para “seguir cumpliendo lo que le ha condicionado el Fondo Monetario Internacional”.

En declaraciones a una radio comunitaria, Castro criticó lo que llamó una “nefasta forma de conducir el país ... calificando y pretendiendo que el problema se reduce a una persona (Iza)”. El dirigente afirmó que el movimiento continuará fortaleciéndose y agrupando para “seguir en la lucha”.

También el Frente Popular, que aglutina a 14 colectivos sociales, anunció el martes en rueda de prensa una “jornada unitaria de movilización” para el próximo 19 de enero, en rechazo a la política neoliberal del régimen, dijo el presidente de la organización, Nelson Erazo. Ratificó el llamado a la unidad para demandar inversión en las áreas salud y educación y su oposición a la privatización de áreas estratégicas y empresas públicas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.