Tensa cumbre de Pro en Olivos: Javier Iguacel desafió a Jorge Macri y reavivó la interna bonaerense

·6  min de lectura
Jorge Macri y Horacio Rodríguez Larreta
Jorge Macri y Horacio Rodríguez Larreta - Créditos: @Twitter

Los principales referentes de Pro en la provincia de Buenos Aires se juntaron el miércoles en el salón La Escondida, de Olivos. La idea de la cumbre de dirigentes territoriales era designar de manera formal a los integrantes de una nueva “mesa ejecutiva” del partido y ordenar la interna por el armado electoral de 2023 para evitar fisuras en el espacio opositor. Pero los organizadores del mitin no contaban con que Javier Iguacel, aliado de Patricia Bullrich en el distrito, patearía el tablero en el cierre del encuentro. Sin previo aviso, el intendente de Capitán Sarmiento, uno de los alfiles del macrismo que aspira a competir por la sucesión de Axel Kicillof en 2023, activó una ráfaga de fuego amigo: le advirtió a Jorge Macri que debería dejar la presidencia de Pro en Buenos Aires si planea ser candidato a jefe de gobierno en la Ciudad en los comicios del año próximo.

En su intervención, el exsecretario de Energía de Mauricio Macri -que ocupa la vicepresidencia primera de Pro en Buenos Aires tras un acuerdo sellado en diciembre entre las distintas ramas internas- argumentó que era necesario avanzar con la “institucionalización” del partido. Por lo que abogó por “normalizar” la situación de Pro en cada uno de los 135 municipios, desbloquear el proceso de afiliaciones y, eventualmente, convocar a elecciones. Habló de “defender” a los bonaerenses y sugirió que las tareas de Jorge Macri como ministro de gobierno porteño le quitaban tiempo para dedicarse al armado partidario en Buenos Aires .

El airado reclamo de Iguacel tomó por sorpresa a los asistentes. Participaban de la reunión desde los jefes municipales Néstor Grindetti (Lanús); Julio Garro (La Plata); Diego Valenzuela (Tres de Febrero); Guillermo Montenegro (General Pueyrredón) o Soledad Martínez (Vicente López) hasta el diputado Alex Campbell, dirigente de confianza de María Eugenia Vidal, y el senador Juan Pablo Allan, cercano a Bullrich. “Fue intempestivo y extemporáneo”, se lamentó uno de los caciques de Pro que estuvieron en el cónclave.

Otro vuelo llegó a Ezeiza y completó la carga del avión venezolano cinco días después

La primera que salió al cruce del planteo de Iguacel fue Martínez, heredera de Jorge Macri en Vicente López. Pero enseguida se plegaron varios intendentes e integrantes del consejo directivo y de la asamblea provincial de Pro. Según relataron testigos de la cumbre, referentes provinciales de Pro le reprocharon a Iguacel que haya intentado reabrir “a destiempo” un debate en torno la incursión de porteños en Buenos Aires y el pase de Jorge Macri al gobierno de Horacio Rodríguez Larreta.

A la vez, jerarcas de Pro le recordaron a Iguacel que el macrismo nació en la Capital y que los primeros en desembarcar en provincia fueron un “puñado” de dirigentes, entre los que estaban el primo del expresidente. “¿Dónde estaba él en ese momento?”, se queja un jefe municipal. Con trayectoria en el sector privado, Iguacel se incorporó a Cambiemos en 2015, cuando compitió por primera vez por la intendencia de Capitán Sarmiento, un municipio que tiene unos 20.000 habitantes. Perdió en las urnas pero continuó en política: Macri lo convocó para ser titular de Vialidad Nacional. Luego, en 2019, fue electo como jefe municipal en su distrito.

Patricia Bullrich junto a Javier Iguacel en Pinamar
Patricia Bullrich junto a Javier Iguacel en Pinamar - Créditos: @Hernán Zenteno


Patricia Bullrich junto a Javier Iguacel en Pinamar (Hernán Zenteno/)

Entre los más altos mandos de Pro en Buenos Aires mascullaron bronca por el reclamo de Iguacel. Por eso, le sugirieron que respete a los referentes en el distrito que tienen “experiencia en la gestión” y fueron ratificados en las urnas. “No tiene peso político y es demasiado nuevo para pretender cargarse a referentes históricos”, dijo uno de los alfiles del ala moderada.

Jorge Macri recogió el guante e intentó desactivar el planteo: le recordó que su continuidad como presidente de Pro en Buenos Aires había sido fruto de un acuerdo entre los sectores que responden a Larreta, Vidal y Bullrich en la provincia.

¿La titular de Pro estaba al tanto de la maniobra de Iguacel para incomodar al nuevo socio de Larreta? ¿Otra señal de la puja de poder por 2023? En su reciente visita a Mendoza, Bullrich y su equipo activaron un operativo para inquietar al jefe del macrismo en el distrito, Omar De Marchi, quien también cerró su incorporación al proyecto del larretismo para 2023. “Le vamos a partir el partido”, avisaron los “halcones”.

Luego de 10 horas de caos por las protestas, el ministro Zabaleta recibirá a los piqueteros el próximo miércoles

La carta de Bullrich

Convocado por Bullrich en enero, quien no tenía una carta competitiva en Buenos Aires, Iguacel intensificó durante las últimas semanas el armado de su candidatura a gobernador con miras a 2023. Su salto al ring bonaerense también contó con el visto bueno de Macri.

En la contienda por el sillón de La Plata ya están anotados Diego Santilli, impulsado por Larreta, Cristian Ritondo, heredero de Vidal en la provincia, y Grindetti, quien se alejó del larretismo y orbita cerca de Macri.

Iguacel no oculta sus diferencias con el estilo y el formato del proyecto larretista. En sintonía con Bullrich, apuesta por un cambio profundo para “terminar con los privilegios” de la política, líderes de organizaciones sociales y sindicalistas, y dar “más libertad”.

Desde que Vidal optó por volver a la Capital en las legislativas pasadas, el Pro bonaerense carece de un liderazgo claro en el distrito electoral más importante del país. El ajustado triunfo de Santilli contra el Frente de Todos en 2021, clave para el proyecto larretista, no cerró el debate en el seno de Pro en torno a la candidatura a gobernador. “Cada línea interna tendrá su candidato a gobernador”, dicen los “halcones”.

Passaglia y Santilli, en San Nicolás
Passaglia y Santilli, en San Nicolás


Passaglia y Santilli, en San Nicolás

De hecho, la provincia se convirtió en el campo de batalla de la interna entre los presidenciables del partido fundado por Macri por el armado electoral del año próximo. Allí, hubo fuertes cortocircuitos entre las distintas vertientes del partido -conviven larretistas, vidalistas, macristas y bullrichistas- por la modificación de la ley que limitaba las reelecciones y las negociaciones con Kicillof por los cambios en las jubilaciones del Banco Provincia.

Anoche, en diálogo con LN+, Vidal ratificó su apoyo a Ritondo: dijo que es el “mejor capacitado para ser gobernador”. Un escollo en la carrera de Santilli, quien intenta encolumnar a todos los sectores. “El país está atravesando una de las peores crisis de la historia. Por eso, no es momento de lanzar candidaturas ni proyectos personales”, dijo hoy Santilli, tras una recorrida por San Nicolás, donde se mostró junto al intendente Manuel Passaglia.

Ayer, mientras los movimientos sociales bloqueaban la avenida 9 de Julio, Larreta volvió a pisar el conurbano bonaerense. Larreta volvió a pisar el conurbano bonaerense. Estuvo en Florencio Varela, donde fue recibido por Pablo Alaniz. En Uspallata relativizan la agitación interna del Pro en Buenos Aires y, abocados a blindar la unidad, confían en que la discusión por las candidaturas se ordenará en la antesala del cierre de listas para la elección. Por lo pronto, a Jorge Macri ya lo cuentan como un aliado propio para el proyecto presidencial del alcalde: “Está cien por cien con nosotros” , se jactan en el larretismo.

Jorge Macri se mostró junto al expresidente en Vicente López
Jorge Macri se mostró junto al expresidente en Vicente López


Jorge Macri se mostró junto al expresidente en Vicente López

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.