"Teníamos dudas, pero al final nos sentimos tranquilos"

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 30 (EL UNIVERSAL).- "Hubo muchas dudas sobre vacunarnos o no, pero al final sentimos tranquilidad de haber recibido la vacuna, nos sentimos felices y nos vamos a seguir cuidando", dijo doña Lucila, de 72 años de edad, quien junto su esposo Felipe, de 77 años, recibieron su dosis de AstraZeneca en la alcaldía de Álvaro Obregón.

Al salir de la Universidad del Policía de la Ciudad de México, ubicada en la calzada Desierto de los Leones, don Felipe aseguró que el proceso para ser inmunizado fue sin contratiempos ya que solo se identificó con su INE, "lo más tardado fueron los 30 minutos de observación".

Dijo que algunos vecinos le comentaron los decesos de adultos mayores que han sucedido a nivel mundial tras recibir la vacuna; sin embargo, aunque dudó, este martes decidió junto con su esposa recibir la vacuna anticovid.

"Nos sentimos tranquilos, pero no vamos a bajar la guardia. Nos comentaban los vecinos sobre las muertes pero una vez que la recibimos estamos tranquilos. No tuvimos síntomas, vamos bien y antes nos tomamos nuestro medicamento", añadió que hay demasiado personal y que eso ayudó a que en menos de 40 minutos pudieran salir de la Macro Unidad Vacunadora.

En ese sentido, doña Luciala explicó que tenía cita para ser vacunada en los siguientes días, pero decidió acudir este martes junto con su esposo, y aunque el centro de vacunación le queda a 20 minutos de distancia no quería salir.

Por otro lado, el caos vehicular se ha presentado afuera de la Universidad del Policía de la CDMX ya que el ascenso y descenso de adultos mayores de 60 años y más que necesitan sillas de ruedas detiene el tránsito vehicular.

Asimismo, se ha observado aglomeraciones de personas que buscan esperar a sus familiares que acudieron a recibir su vacuna.