Temporal. ¿Por qué se inundó otra vez el conurbano bonaerense?

María José Lucesole

Hubo casi 6000 evacuados por las inundaciones en la provincia

LA PLATA.- De las 64 cuencas que hay en la provincia de Buenos Aires, el gobierno de María Eugenia Vidal intervino, con obras hidráulicas, en las siete principales, que afectan a 13 millones de habitantes.

"Es enorme lo que falta", se sinceró un funcionario con amplio manejo de los planes para prevenir estos sucesos que se ejecutaron desde 2015.

Solo en la Cuenca Matanza Riachuelo hay que invertir unos 2000 millones de dólares para contener el agua que baja desde el interior hacia el Río de La Plata.

El gobierno bonaerense ya invirtió en La Matanza y Esteban Echeverría $1900 millones en obras hídricas. Además asignó un crédito de US$2500 millones que iba a ser destinado al sur de la provincia, en el Río Colorado, para invertir en obras hídricas, que aún no comenzaron, en Avellaneda, Lanús, Lomas de Zamora y Almirante Brown.

Son parte de los recursos que se propone volcar Vidal , en los próximos cuatro años, para evitar que se repita la foto de hoy, con casi 6000 evacuados. "Quedamos desbordados por los 200 milímetros de lluvia más la sudestada", se admitió hoy en la Casa de Gobierno.

Según el Ministerio de Infraestructura de la provincia, sólo en La Matanza se invirtieron $52 millones en la limpieza de los arroyos La Frontera, De las Víboras, Nicoll, Finocchietto, Susana, Zanjón Urien, Dupi, Don Mario, Ballivian, Chacón, Pantanoso y Canal Molina. Además se invirtieron $1,2 millón en obras hidráulicas. En esta materia, en Esteban Echeverría, el gobierno provincial ejecutó $487 millones y $19 millones, en limpieza de arroyos. El gobierno municipal afirma que hizo obras en cinco cuencas del distrito: Las Flores, Albarracín. Colón, San Carlos, y Rincón.

Explicaciones

Nada es suficiente cuando baja el agua desde la cuenca alta -del interior de la provincia- hacia la media y la baja. Cuando llueve toda el agua llega a la Cuenca de La Matanza. Y se dificulta el drenaje cuando el caudal se encuentra en la desembocadura con un nivel alto del Río de la Plata, como sucedió estos días.

"Esto se previene con un sistema de reservorios en diez distritos distintos, según un estudio del Banco Mundial. Son piletones inmensos del tamaño de una cancha de fútbol para contener el agua que baja desde Cañuelas y Marcos Paz. Cuesta 2000 millones de dólares. No se hizo", indicó a LA NACIÓN uno de los intendentes afectados.

La Autoridad máxima de la Cuenca Matanza Riachuelo (Acumar) es un ente tripartito, con representación del gobierno nacional, provincial y municipal. En La Matanza, la gestión de Verónica Magario -candidata a vicegobernadora por el Frente de Todos- sostiene una feroz pelea con las administraciones provincial y nacional por los recursos y las obras hídricas.