En temporadas altas el universo digital es fundamental para el éxito de ventas

Christophe Milhères / @c_milheres
·4  min de lectura

DESPUÉS de las festividades del Amor y la Amistad en febrero, el final de abril y en todo el mes de mayo se abren nuevas oportunidades para reactivar distintas áreas de comercio gracias a las temporadas altas (o seasonalities) como el Día del Niño y el Día de la Madre que hoy, más que en años anteriores, se han vuelto muy relevantes para la reactivación de la mayoría de las pymes, las cuales siguen representando el motor principal de la economía en México.

Sin embargo, los engranes se han transformado y se mueven de manera distinta. Apoyados por la innovación tecnológica e impulsados por la necesidad de sobrevivir en un tiempo en el que la distancia y la falta de contacto son requisitos para cualquier actividad, las herramientas digitales tomaron el protagonismo para definir la nueva era del comercio basado en soluciones y procesos electrónicos que brindan eficiencia, rapidez, organización optimizada y disminución de costos para los negocios que cada vez se adaptan a ellos.

Y es justamente desde el año pasado que el comercio electrónico y la logística digitalizada mostraron sus efectos positivos en temporadas altas. El año 2020 mostró que aquellos comercios que tienen presencia en plataformas digitales podrán aprovechar la derrama económica de celebraciones como el Día del Niño ya que, de acuerdo con estimaciones de Concanaco Servytur, los negocios puramente tradicionales dejaron de percibir un estimado de 20,000 millones de pesos el año pasado.

De igual manera, otra fecha importante que pasó por un momento difícil en 2020 fue el Día de la Madre; las restricciones por la pandemia impactaron en las ganancias de los comercios que no tenían canales virtuales de venta, así como en el comportamiento de los consumidores y en sus hábitos de compra.

También lee: Cómo gestionar equipos de trabajo con liderazgo y productividad

El gran contraste en estas situaciones, y la prueba de que los procesos digitales son el pilar de las nuevas tendencias para hacer crecer la economía de las pymes, es el caso del Hot Sale, que vio en 2020 su mejor año en términos de crecimiento de ventas para el sector retail, en visibilidad a los sitios web participantes.

Datos de AMVO y Nielsen apuntan un crecimiento de más del 200 por ciento en órdenes de compra en el Hot Sale 2020 en comparación con 2019 y una aceptación casi completa, ya que nueve de cada diez empresas volverán a participar en la edición de este año.

¿Qué nos dicen estas cifras? Simple, el comercio y la tecnología digital forman el binomio perfecto para el desarrollo de pequeños y medianos negocios y que es indispensable contar con una diversidad de canales virtuales de exhibición, compra y pago de productos. No obstante, para formar el trío perfecto, hace falta mencionar la logística, paso fundamental para mejorar las cadenas de valor a través de una óptima distribución y envío para clientes.

En cualquier pequeña y mediana empresa, la logística representa casi un tercio de los gastos totales. Actividades como el empaque, almacenamiento, transporte y distribución son parte de este proceso y son esenciales para el mejor funcionamiento de una organización.

No te pierdas: Cuatro claves para construir un modelo operativo de excelencia

La logística y el comercio electrónico forman una alianza ganadora. Como ejemplo, en el Hot Sale 2020, un 58 por ciento de los mexicanos compró en línea para no exponerse a salir, lo que significa que esta mayoría prefiere recibir sus productos a domicilio (93 por ciento), es decir, utilizan la “última milla” con mucha frecuencia. Frente a esto, la importancia de un servicio optimizado de logística es imperante en temporadas altas de venta.

La clave para desarrollar una estrategia logística que complemente el plan de ventas tiene que ver con puntos muy específicos: organización, visibilidad, comunicación y tercerización de entregas.

El tema de la tercerización de envíos es el cierre de la cadena, por tanto, debe ofrecer un proceso igual o mejor que la propia compra. A través de plataformas digitales es posible delegar las entregas especializadas con soluciones de rutas optimizadas, entregas de 24 horas, bajo demanda y con cobros por kilometraje.

Estas características añadirán un valor inimaginable a la cadena de distribución, ya que juntas conforman una experiencia personalizada, rápida y segura para el cliente final, ayudando a crear fidelización o próximas compras, sin importar la fecha o celebración. N

—∞—

Christophe Milhères es director ejecutivo de Lalamove México. Los puntos de vista expresados en este artículo son responsabilidad del autor.