Temporada: playas repletas y tránsito intenso, las postales del turismo en Bariloche

Paz García Pastormerlo
·5  min de lectura

SAN CARLOS DE BARILOCHE.- Desde la reapertura turística a principios de diciembre pasado, esta ciudad volvió a llenarse de turistas y la afluencia es incluso más notoria desde que comenzó el año. El tránsito se multiplicó en estos días, las playas de los lagos Nahuel Huapi, Moreno, Gutiérrez y Mascardi, entre otros, lucen repletas, lo mismo que las terrazas de las cervecerías y los colectivos que unen los principales puntos turísticos.

Fiestas clandestinas: un foco de contagios al que no le encuentran la solución

Se esperaba que durante este mes hubiese un 50% de ocupación promedio en los alojamientos habilitados, o sea, la mitad de las 31.000 camas habilitadas que tiene la ciudad. Si bien no se puede saber exactamente cuántos visitantes hay hoy en Bariloche, el secretario de Turismo, Gastón Burlón, confirmó a LA NACION que "entre el 30 de diciembre y el 3 de enero entraron 37.000 personas que pidieron permiso a través de la aplicación nacional Cuidar y la aplicación provincial Circulación Río Negro". Claro que no todos los que llegaron son turistas: hay también personas que vinieron a visitar a sus familiares y otras que tienen residencias en la ciudad.

Como en muchos otros destinos turísticos, ese movimiento de personas genera una cierta situación de alerta entre las autoridades frente a un posible aumento de casos positivos de coronavirus, al tiempo que plantea algunos interrogantes para quienes están de vacaciones.

De acuerdo al último parte de prensa, difundido ayer, Bariloche sumó 84 casos confirmados de coronavirus y posee actualmente 1214 casos activos. La cifra se mantiene más o menos estable desde mediados de diciembre, cuando había 1051 casos activos totales en la ciudad. De hecho, consultados sobre posibles medidas restrictivas para turistas, desde la Secretaría de Comunicación del gobierno provincial indicaron que "por el momento, no hay nada previsto". Asimismo, afirmaron que no relacionan el aumento de casos positivos "con la llegada de los turistas, sino con la falta de cuidado de los locales".

Ayer, el ministro de Salud provincial, Fabián Zgaib, pidió a la población que siga respetando las medidas de prevención: "Con la llegada del verano, la apertura para el turismo y la habilitación de viajes se entendió como que no hay que cuidarse más y es un error. La realidad es que el virus está, sigue dando vueltas y va a seguir hasta que no se inmunice a una parte importante de la población con la vacuna".

Punta Desnudez: Un hotel excéntrico y unas de las playas más solitarias de la costa bonaerenseDónde acudir

Además de solicitar el permiso turístico en la web o a través de las apps, todos los que ingresan a la provincia de Río Negro por turismo deben completar una declaración jurada de salud y allí detallar que no presentan síntomas compatibles con Covid-19 , y precisar si se encuentran comprendidos dentro de algún grupo de riesgo.

De todos modos, nadie está exento de presentar síntomas una vez que se encuentra en el destino. ¿Qué hacer en esos casos? Quienes tienen obra social o prepaga, pueden consultar por teléfono o dirigirse, en el caso de estar en Bariloche o alrededores, al Sanatorio San Carlos o al Hospital Privado Regional (HPR).

De acuerdo con las resoluciones Nº 326/2020 y 1095/2020 de la Superintendencia de Servicios de Salud, tanto las obras sociales como las prepagas, "tienen la obligación de cubrir en todo el país la totalidad de los tratamientos que requieran los pacientes con casos sospechosos o confirmados de haber contraído la enfermedad. Esta obligación incluye, la realización de tests diagnósticos (PCR y/u otros), traslados, medidas de aislamiento, internaciones, etc".

Paula Redondo, responsable de Prensa y Comunicación del Sanatorio San Carlos, puntualizó: "Si el turista tiene prepaga, debe concurrir al sanatorio, donde tenemos convenio con todas las prepagas. Ingresa por guardia, siempre con tapabocas, y tiene que esperar porque suele haber mucha gente. Luego, es hisopado y a las 24 horas se le da el resultado del PCR. Hay otro test que no cubren las prepagas, que está listo en 20 minutos, aunque tiene menos fidelidad. Eso vale unos 4000 pesos. Si da positivo, se comienza con el seguimiento domiciliario y, si tiene algún problema respiratorio, se lo interna para un mejor control. Y si el test rápido da negativo, igual hay que esperar 24 horas para el resultado de la prueba PCR, que es el definitivo".

En caso de no tener cobertura médica, los turistas que concurran a la clínica privada pueden hacerse el PCR, "a un valor aproximado de 8600 pesos, que es el que impone el Colegio de Bioquímicos", agregó Redondo. Además de los pasos a seguir por parte de quienes presenten síntomas, desde el Sanatorio San Carlos indicaron que "hoy, un 15% de los pacientes que concurren a la guardia son turistas, y de ese porcentaje, un 80% concurren por síntomas compatibles con Covid-19". Y remarcó que están teniendo un "alto grado de positividad en los testeos: de cada 10 turistas que se testean, 8 son positivos". Las estadísticas del sanatorio corresponden a las últimas 3 semanas, cuando Salud Pública les indicó que iniciaran un seguimiento de las consultas de los turistas.

En tanto, en el Hospital Zonal de Bariloche Dr. Ramón Carrillo se generaron guardias y accesos diferenciados que dividen la atención de acuerdo a las necesidades de los pacientes. Quienes presentan síntomas respiratorios deben ingresar por la calle Moreno, donde funciona el Consultorio Respiratorio, todos los días de 8 a 20. También llamando al 911 se resuelven consultas relacionadas con sospechas de coronavirus.

Fuentes del hospital público aclararon que los hisopados se realizan "a consideración del médico y no a demanda de los pacientes". A su vez, todas las muestras se procesan en el Laboratorio de Biología Molecular del hospital zonal: "Si da positivo una muestra tomada en una clínica privada, el equipo del privado es quien contacta al paciente. Si da positivo una muestra del hospital público, el equipo de salud del hospital es quien contacta". En general, los resultados están listos en menos de 48 horas.

Por otro lado, se espera que para febrero esté en funcionamiento el Hospital Modular de Emergencia (HME), ideado para atender las necesidades de la pandemia en la temporada de verano. Ubicado en la intersección entre la avenida Pioneros y la ruta 82, tendrá 655 metros cuadrados y contará con boxes de observación, ambulancias y salas de testeo rápido.