Temporada de huracanes y tifones 2022: el Caribe y Japón en alerta por la furia de la naturaleza

·4  min de lectura

Mientras a un lado del planeta, en el Caribe, la tormenta Fiona que dejó estragos y una persona muerta en Guadalupe, se dirige a Puerto Rico amenazando convertirse en huracán, al otro lado Japón se apresta para hacer frente al tifón Nanmadol, que autoridades metereológicas de Japón y Estados Unidos calculan que podría ser el más devastador en la historia de la isla del Pacífico.

La tormenta tropical Fiona llegó a la isla francesa de Guadalupe, ubicada en el Caribe, con vientos máximos sostenidos de 85 kilómetros por hora, mientras avanza por las Antillas Menores rumbo a Puerto Rico con la posibilidad de convertirse en un huracán, según informó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC), que emitió una alerta en ese sentido. La isla pidió al gobierno en Washington declarar la emergencia.

En Basse-Terre, la capital de Guadalupe, una persona murió luego de que su casa fuera arrasada por las corrientes de las inundaciones. Según las autoridades, la cifra de víctimas podría aumentar ya que hay reportes de varias personas desaparecidas.

Los servicios de emergencia de la isla informaron que recibieron más de 600 llamadas para solicitar ayuda, además, una veintena de personas fue rescatada durante el paso de Fiona por la isla.

Las lluvias que empezaron a presentarse desde el viernes, han generado inundaciones de hasta metro y medio, provocando cortes de luz y agua en la región, afectando al menos a 10 mil usuarios.

Las carreteras también se han visto afectadas, muchas de ellas quedaron destruidas y otras totalmente inundadas, mientras los vehículos eran arrasados por la intensidad de la tormenta. Aún se desconocen cifras sobre los daños de infraestructura sufrió la isla.

Algunas islas vecinas como Antigua y Barbuda, Montserrat, Anguila e Islas Vírgenes Británicas y Estadounidenses han sido alertadas sobre el posible paso de Fiona, por lo cual han cancelado vuelos, suspendido actividades, cerrado escuelas y comercios.

De igual manera, el NHC espera que la tormenta se intensifique hasta convertirse en huracán, el cual podría afectar a Puerto Rico con vientos máximos sostenidos de 95 kilómetros por hora.

Japón espera en alerta máxima la llegada de Nanmadol, un tifón “sin precedentes”

La Agencia Meteorológica de Japón (JMA) emitió una alerta especial ante la llegada del tifón Nanmadol, el cual se espera toque tierra de la isla de Kyushu al medio día del domingo, hora local. Entretanto, los habitantes del sur del país se preparan para la llegada del supertifón, mientras viajes de tren y vuelos son suspendidos.

La JMA hizo una advertencia especial de tifón para la isla de Kyushu, ubicada en la prefectura de Kagoshima, al suroeste de Japón. La Agencia aseguró que se trataría de una situación “sin precedentes”, ya que se podrían registrar rachas de viento de hasta 270 kilómetros por hora.

Ryuta Kurora, director de predicciones del organismo, dijo mediante una rueda de prensa que se trata de un tifón "peligroso como nunca antes hemos visto". El organismo prevé que la tormenta genere cantidades récord de lluvia en Kagoshima, donde se ha decretado alerta roja y se ha pedido a algunos habitantes que evacuen la zona.

Según el organismo, el sur de Kyushu podría experimentar hasta medio metro de lluvia cuando toque tierra y se extendería hasta por 24 horas, lo cual podría causar peligrosas inundaciones y corrimientos de tierra.

Las autoridades han pronosticado que el denominado “potencialmente destructivo tifón” puede variar su trayectoria hacia el noreste y pasar por la isla de Honshu, la principal del país, llegando a Tokio el martes, antes de llegar al océano el miércoles.

Por su parte, el Centro Conjunto de Alerta de Tifones de la Marina de Estados Unidos, dijo que Nanmadol tiene el potencial de ser la tormenta tropical más destructiva que haya azotado Japón durante las últimas décadas.

Los japoneses se preparan para la llegada de Nanmadol

Según advirtió la cadena de televisión nacional NHK, alrededor de dos millones de personas están amenazadas por la llegada del tifón, por lo cual se les ha pedido a los habitantes de la zona que busquen lugares de refugio seguros.

De igual manera, cientos de vuelos fueron cancelados el fin de semana en la región y algunos operadores ferroviarios anunciaron la suspensión total o parcial de sus servicios, como lo hizo Kyushu Railway, que detuvo algunas de sus líneas.

Las autoridades instaron a los habitantes de la prefectura de Kagoshima a abastecerse de alimentos y medicamentos, ya que almacenes de grandes superficies anunciaron el cierre de sus tiendas mientras pasa el tifón.

Por su parte, la cadena Seven-Eleven Japan anunció el cierre temporal de 610 cadenas en las regiones de Kyushu y Chugoku a partir del sábado por la noche, según informaron medios locales.

Anualmente Japón se ve golpeado por este tipo de tormentas, alrededor de 20 al año, entre mayo y octubre. El Caribe por su parte vive su temporada de huracanes entre junio y noviembre. Los científicos han advertido que el calentamiento global ha aumentado la gravedad de este tipo de fenómenos.

La comunidad científica ha advertido sobre los estragos que ha producido el cambio climático, llevando a fenómenos naturales cada vez más fuertes. Este año, las lluvias han dejado a su paso graves daños y miles de víctimas en países como India, Pakistán y recientemente en Italia.

Con EFE, Reuters y medios locales