“Temporada histórica”: Pinamar “saltó” la tercera ola de Covid con récord de ocupación y hay expectativa por la segunda quincena

·6  min de lectura
Pinamar registró niveles de ocupación sin precedentes en los últimos 12 años
Tomás Cuesta

PINAMAR (Enviado especial).- La tercera ola de Covid que se desató durante la segunda mitad de diciembre y hasta el día de hoy no encuentra su pico de contagios no impidió el desarrollo de una primera quincena de enero excepcional en el partido de Pinamar. Si bien el virus no pasó inadvertido e implicó más de un dolor de cabeza para los turistas, autoridades y comerciantes, desde el municipio hablan de una “temporada histórica” y auguran un panorama incluso mejor para lo que resta del mes.

Después de un 2021 donde la ocupación en términos generales promedió el 79% en las localidades de Pinamar y Cariló, la cifra de alquileres hoteleros en todo el partido alcanzó el 97% durante las últimas dos semanas. En tanto, la ocupación fue del 98% a nivel extrahotelero, donde se concentran alrededor del 90% de las plazas locales.

Según informaron desde el municipio a LA NACION, turistas de todas partes del país coparon los departamentos, las cabañas y las casas particulares de Pinamar, donde la ocupación trepó al 97% en la ciudad cabecera y en Ostende y al 99% en Valeria del Mar y Cariló.

Estos datos estadísticos se ven reflejados, por ejemplo, en una Avenida Bunge que no descansa, como tampoco lo hace la Avenida Del Mar. Autos, camionetas, UTVs y turistas las recorren día y noche. Y aunque en las madrugadas el tránsito es menor, las principales arterias pinamarenses y playas se pueblan de jóvenes y adolescentes, que después de salir reciben el día en los diferentes puestos y locales de comidas rápidas, donde llegan a formar largas filas.

El ex boliche Ku Pinamar, que se convertiría en un hotel all inclusive con acceso a la playa.
Tomás Cuesta


El ex boliche Ku Pinamar, que se convertiría en un hotel all inclusive con acceso a la playa. (Tomás Cuesta/)

“La primera quincena tuvo una ocupación prácticamente del 100% en lo que es referente a casas y quizá en el sector de departamentos hubo un poco menos inicialmente, pero luego se fue completando. En gran medida creo que fue el factor del clima lo que ayudó mucho para que la gente venga a la costa”, evaluó en diálogo con este medio Claudia Liscio, presidenta del colegio de martilleros de Pinamar.

Las autoridades municipales esperan que el escenario se repita durante la segunda quincena de enero, cuyas reservas en materia extrahotelera ya superan el 97% en todo el partido. En ese sentido, Liscio detalló: “La segunda quincena de enero viene completa también, con nivel de ocupación alto y todavía estamos recibiendo consultas. Hay que tener en cuenta también que algunas casas fueron ocupadas por sus propietarios”.

Mientras tanto, el porcentaje de alquileres hoteleros al 15 de enero se desglosa de la siguiente manera: Pinamar tiene el 98% de las plazas reservadas, mientras que Valeria del Mar, Cariló y Ostende el 99%.Todas las localidades recibieron a turistas extranjeros y la estadía promedio fue de entre 5 y 6 noches.

Pedro Marinovic, Presidente de la Asociación Hotelera y Gastronómica de Pinamar, señaló: “Hace muchos años que no se veía una quincena con tanta ocupación hotelera. Los números son excelentes, en todo sentido, y esperamos estar manejando cifras todavía más altas en la segunda quincena. Los datos son muy auspiciosos”.

Por su parte, el secretario de Turismo y Desarrollo Económico de Pinamar, Juan Ibarguren, resumió en declaraciones a LA NACION: “Nos encontramos viviendo una temporada histórica, ya que hace más de 12 años que no contábamos con tan buenos datos de ocupación hotelera e inmobiliaria en el Partido de Pinamar”.

En esa línea, un relevamiento realizado desde el municipio refleja que la recepción de la oferta gastronómica pinamarense por parte de los turistas fue sumamente positiva, con picos de consumo los viernes y los fines de semana. Además, la capacidad de los balnearios se vio colmada en un 91% diario y quienes se dedican a la actividad anticipan una demanda todavía mayor para lo que resta del mes.

After beach en el parador Boutique de Pinamar mientras toca el DJ Fer Palacios.
Tomás Cuesta


After beach en el parador Boutique de Pinamar mientras toca el DJ Fer Palacios. (Tomás Cuesta/)

“Si la primera quincena estuvo a tope, la segunda va a estar rebalsada. Mi consejo como operador turístico es que el que no haya reservado en hotelería y balnearios ni se tire a venir, que apunten a febrero”, advierte Luis Sanza, dueño de Negroni Pinamar y del balneario Paradise Beach Club.

Efecto Covid

A pesar de las altas cifras de ocupación y de consumo, las excelentes condiciones meteorológicas que acompañaron a la primera quincena de enero y la actitud relajada con la que los turistas -sobre todos los más jóvenes- se manejaron frente a la suba de contagios de Covid, la tercera ola de la pandemia no pasó inadvertida en Pinamar.

Producto de la escalada de casos, la Provincia de Buenos Aires tuvo que asistir con personal y kits de testeo a la ciudad cabecera, lo que permitió ampliar el horario y la capacidad de atención del sistema público.

Otro problema que surgió a partir del Covid involucró a varios comercios que se vieron obligados a cerrar sus puertas temporalmente como consecuencia de la gran cantidad de contagios y de contactos estrechos. “Hay personal que puede reemplazarse, pero si se enferma el jefe de barra o el sushiman no hay forma de hacerlo”, graficó Sanza.

De igual modo, Marinovic contó: “Tuvimos locales gastronómicos importantes cerrados por algunos días al contagiarse el personal de cocina, porque armar en 24 horas un nuevo equipo es muy complicado”. Sin embargo, afirmó que a la fecha todos los comercios reabrieron sus puertas y que a ello colaboró la recomendación del Gobierno que permitió evitar el aislamiento en el caso de contactos estrechos asintomáticos con el esquema de vacunación completo.

“El actual contexto de pandemia y los altos niveles de demanda representan dificultades a la hora de mantener la calidad de servicio brindada. Sin embargo, nuestro sector privado logró estar a la altura de las circunstancias”, destacó Ibarguren en este sentido e insistió: “Es por ello que es de suma importancia continuar con los cuidados e incentivar la responsabilidad individual para no agravar el crecimiento de los contagios, tantos de los turistas que nos eligen como de nuestros trabajadores”.

Por último, otra medida que se tomó desde el municipio fue la suspensión del Pinamar Park Live, que incluía una serie de conciertos a realizarse hasta fines de enero. “Lamentamos informar que debido a la nueva ola de pandemia que ha incrementado los contagios de Covid, siendo el espacio en donde se realizan los conciertos un lugar cerrado con ventilación”, explicaron sus organizadores.

No obstante los imponderables, jóvenes, adultos y familias disfrutan de una temporada con características prepandémicas y aprovechan las distintas atracciones turísticas, gastronómicas y deportivas disponibles en Pinamar. Sumado a ello, el municipio ofrece numerosas actividades y eventos culturales y al aire libre que se pueden encontrar en el sitio web oficial, desde clases de meditación en la playa hasta experiencias gastronómicas y shows en vivo.

Según se informó oficialmente, en la primera quincena las actividades con mejor rendimiento fueron: tenis, paddle, golf, recreación para niños, alquiler de bicicletas, actividades acuáticas y los paseos guiados.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.